27 may. 2013

Las Pueblos Mayas Q’eqchi, Poqomchi y Achi de la Sierra de las Minas se declaran en Resistencia Pacifica

Las Pueblos Mayas  q’eqchi, Poqomchi y achi,  habitamos ancestralmente hace más de mil años el   territorio de Tezulutlan hoy conocido como las Verapaces,   en el cual hemos Cosmo-Habitado (vivir en armonía y equilibrio)  y hemos desarrollado nuestra Cosmo-Existencia (Complementariedad, con los demás seres vivos) esta cosmovisión nos permitió desarrollar una práctica de vida,  de amor y respeto por la madre naturaleza y la madre tierra, este amor y respeto es el que ha permitido que nuestra territorio y tierra tenga abundantes elementos naturales  (agua, tierra, bosque etc.) conservados hasta nuestros tiempos. 


A partir de  la Invasión y Colonización Española  nuestros territorios  empezaron a ser saqueados  por sus riquezas naturales,  es así como se empieza a explotar el bosque y se establecen explotaciones mineras tales como, la mina Kaquipeck, la Mina Suquinay y la mina Oxeck y de igual forma nuestros abuelos y abuelas son obligados a vivir en pueblos controlados,  pagando tributos o impuestos a la corona española por medio del trabajo y la entrega de cosechas.

Con el gobierno de Justo Rufino Barrios,  se nos despoja de cientos de caballerías de nuestras tierras  para ser entregada a colonizadores alemanes a quienes se les concede el derecho de propietarios, estableciendo de esta forma los latifundios cafetaleros y el colonato como forma de trabajo esclavo para la producción de café…

Con la guerra interna del país fuimos obligados a desplazarnos interamente para sobrevivir a la agresión que el ejército realizo en nuestras comunidades  con sus planes de tierra arrazada…. Sin embargo cientos de comunidades fueron destruidas y miles de hermanos masacrados…

Sin embargo los abuelos y abuelas que resistieron a la invasión y colonización española,  el despojo y colonización alemana, la guerra interna…. Lograron mantener su práctica de vida   en diferentes territorios comunitarios ubicados principalmente en lo que hoy se conoce como Sierra de las Minas, Sierra de Chama,  Sierra Sta. Cruz,   Chocon Machacas, Cerro San Gil,  Sierra Chinaja, Franja Transversal del Norte y  el Sur de Belice.

En la Sierra de las Minas en Purulha Baja Verapaz  vivimos  más de cien comunidades mayas Q’eqchi y Poqomchi y quienes hemos cuidado y resguardado el bosque y la tierra y es por ello que los territorios donde cosmo-habitamos   exista  fuentes abundantes de agua, elemento natural que hoy está en la mira e empresas hidroeléctricas que pretenden explotar para la generación de energía hidroeléctrica.

A partir de la declaración de área protegida de la sierra de las minas en el año 1,990, cientos de familias mayas q’eqchi-Poqomchi  han sido desplazadas y reubicadas  sus comunidades por parte del Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP- y la Fundación Defensores de la Naturaleza, obligando a las comunidades a abandonar el territorio comunitario que por cientos de años han posesionado y resguardado.

También en nuestras montañas y en nuestra madre tierra, existen minerales metálicos que empresas mineras buscan explotar  a gran escala   pretendiendo establecer explotaciones mineras en territorios comunitarios como la montaña quisis, cerro mocohan, montaña suquinay  entre otros.

Otra problemática que actualmente enfrentamos es la conflictividad agraria ya que cientos de comunidades a un hoy el estado no reconoce el derecho histórico de la tierra, la posesión y la propiedad como tal, sin embargo las instituciones del estado  garantizan la propiedad de los grandes latifundios, teniendo como consecuencia diversos desalojos judiciales y extrajudiciales  tales como los que se dieron en la sierra de las minas durante los años 2009 y al 2011, donde principalmente las comunidades de Caliha y Moxante vivieron una serie de desalojos extrajudiciales perpetrados por grupos paramilitares al servicio de terratenientes de la zona.

Hechos que culminaron con el desalojo judicial de la comunidad Caliha dictado por el juzgado de primera instancia penal  de Salamá en enero del año 2011… y que en el año 2012 la sala 6ta. De apelaciones declarara nulo el juicio y ordenara la restitución de las tierras a las familias de la comunidad Caliha sin embargo esta orden no se cumple todavía… razón también  por la cual también fue asesinado en el mes de febrero del año 2013 el líder de la comunidad Tomas Quej.

Por ello DENUNCIAMOS:



Que desde el año dos mil  se han venido dando en nuestro territorio exploración minera actividad que se ha desarrollado sin conocimiento y consentimiento de nuestras comunidades, dichas exploraciones se llevan a cabo en tierras comunitarias, fincas privadas y la zona de amortiguamiento del Biotopo del Quetzal; dichas exploraciones dan indicios de que empresas mineras transnacionales y nacionales como MAYANIQUEL S.A., NICHROMET GUATEMALA, S.A., Tenango Mining CO, S.A.,  con el consentimiento del Gobierno de Guatemala y el Ministerio de Energía y Minas,   pretenden la explotación de metales como oro, plomo, zinc y otros  en nuestro territorio, sin que esta actividad signifique un verdadero desarrollo para nuestro pueblo.

En el año dos mil nueve se dio inicio a la construcción de la hidroeléctrica Sulin HIDROSULIN, empresa propiedad de la familia TORREBIARTE; dicho proyecto  ha significado para la comunidad Peña del Ángel destrucción del centro eco turístico, perdida de bosque destrucción de cultivos como café, cardamomo, naranja y otros; efecto de ello la consecuencia de un deslave  derivado de la apertura y construcción  de una carretera   que la empresa llevo a cabo.

En el AREA PROTEGIDA de la sierra de las minas se encuentra en proceso de construcción una serie de hidroeléctricas denominadas  “HIDRO SAQJA 1, 2 Y 3”  proyectos que ya están causando daños a cientos de familias y las comunidades ya que se están desviando los cauces naturales de los riachuelos y ríos,  contaminando las fuentes de agua  y restringiendo a las personas  el acceso al agua.

Que tanto las instituciones  como El CONAP el Ministerio de Medio Ambiente, INAB y Defensores de la Naturaleza no se han pronunciado  respecto a la explotación minera y construcción de hidroeléctricas  considerando pues que la mayoría de estos proyectos se afectaran las áreas protegidas del Biotopo del Quetzal y el Biosfera de la Sierra de las Minas.

Que en diversos espacios y ocasiones hemos manifestado nuestro descontento y desaprobación como comunidades a dichos proyectos, sin embargo nuestras peticiones no han sido escuchadas ni por la municipalidad, el CONAP, el Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Energía y Minas y el Gobierno Central, sino más bien vemos con preocupación cómo estas instituciones del estado protegen los intereses de dichas empresas (hidroeléctricas y mineras) y tratan de manipular a las comunidades.

Ante esta situación DECLARAMOS:

Las Comunidades Mayas que habitamnos en la sierra de las Minas  de las Micro Regiones, Matanzas, Monte Blanco, Ribaco y Panima, Haciendo uso de Nuestro Derechos Establecido en el Articulo 45 de la Constitución Politica de la Republica de Guatemala, Nos Declaramos en "Resistencia Pacifica"
 
Miembros del  consejo de los pueblos de Tezulutlán,
CPT “MANUEL TOT”
MANUEL TOT

No hay comentarios:

Publicar un comentario