20 dic. 2014

Luego de vivir 215 años en la comunidad, los amenazan con desalojo de su territorio



Mas de 60 familias de la comunidad la Primavera, en el municipio de San  Cristóbal, Alta Verapaz están siendo amenazadas en ser desalojadas luego de habitar por mas 215 años en la antigua finca productora de Café.





 
al enterarse los vecinos de la llegada de algunos foto reporteros cientos de vecinos bajaron para recibirnos e informar de la persecución que son objeto.

Los habitantes empleados anteriormente como mozos colonos, fueron
abandonados (2007) sin que los antiguos dueños familiares del ex militar de facto Peralta Azurdia pagaran tiempo o prestaciones a los centenares de empleados, por ello y como forma de pago los campesinos ocuparon las tierras con la promesa de que algún día las tierras pasarían a su nombre.
 

Sin embargo los años han transcurrido y ahora la finca fue “adquirida”, evidentemente de una forma anómala, por EcoTierrra, instancia encargada de legalizar el despojo y creada para adquirir tierras en conflicto. La empresa ha gestionado el desalojo de los comunitarios sin que la secretaria de Asuntos agrarios o alguna instancia estatal de alternativas a los indígenas Queqchis que sufren el hostigamiento permanente de empleados de EcoTierra que amenazan con  desaojarlos y arrojarlos a la calle, por si esto fuera poco, cerca de 50 campesinos de la comunidad poseen orden de aprensión bajo los cargos de "usurpación agravada" pues la empresa asegura que las tierras les
pertenecen.


 

algunas de las montañas que pretenden ser arrebatadas a los habitantes poseen arboles de cientos de años.

Algunos de los interesados en el despojo de las más de 45 caballerías son los aserraderos que han hecho en varias ocasiones
incursiones para deforestar la cotizada propiedad.



14 dic. 2014

Denuncian violaciones a los derechos humanos por monocultivo de Palma Africana.

 Conferencia de Prensa. Foto: CPR-Urbana.
Los Consejos Comunitarios de Desarrollo -COCODES-, las Autoridades Indígenas y familias de los municipios de Ixcán, Quiché, Sayaxché, Poptún, San Luis y Las Cruces Petén, Fray Bartolomé de las Casas, Chisec, Raxruhá y Panzós, Alta Verapaz, informaron que del 8 de octubre al 7 de diciembre las empresas de palma africana que operan en el territorio llevaron a cabo la Consulta pública sobre interpretación nacional de los principios y criterios internacionales de la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible, RSPO, (Roundtable on Sustainable Palm Oil) que tenia como finalidad iniciar el proceso de certificación de la producción y uso "sostenible" de las empresas palmeras establecidas en Guatemala.(1)

La certificación -RSPO- por sus siglas en ingles, puede ser otorgada únicamente por los organismos certificadores aprobados previamente. Los criterios que se toman en cuenta para otorgar la certificación son:

1. Compromiso con la transparencia.
2. Cumplimiento con las leyes y regulaciones del país.
3. Viabilidad económica y financiera.
4. Uso de buenas prácticas en plantaciones y planta de   
   procesamiento.
5. Responsabilidad ambiental y conservación de los recursos 
   naturales y la biodiversidad.
6. Responsabilidad con las comunidades e individuos que se 
   encuentran en la esfera de influencia de las empresas.
7. Promoción de una continua mejora en todas las actividades 
   claves de la producción (2).
Monocultivo de Palma Africana en el norte de Guatemala. Foto: CPR-Urbana.
Sin embargo para las comunidades el proceso de "consulta" fue poco transparente y parcializado, al limitar la participación de las autoridades comunitarias y/o indígenas por lo que es un proceso ilegitimo, al no realizar procedimientos de participación seria y decisiva.
"...La empresa NaturAceites ha estado contactando a coordinadores locales y micro regionales de los Consejos de Desarrollo para que se hagan reuniones, firmen y sellen hojas en blanco sin informar las verdaderas razones para que necesitan dichas firmas... han estado llamando por teléfono a autoridades locales y de micro regiones, solicitando listados de personas para trabajar en al empresa lo cual consideramos algo raro y totalmente falso..." (3)

Para las comunidades organizadas no se puede hablar de un proceso "sostenible" pues los impactos de los monocultivos no se limitan a la falta de garantías laborales, el impacto y devastación de grandes extensiones y el daño irreparable que están ocasionando las empresas de Palma Africana afectará a las presentes y futuras generaciones.
"...a los campesinos se les persigue y encarcela por derivar un árbol, mientras las     empresas palmeras están arrasando con centenales de hectárea de bosques en la     Franja Transversal de Norte, -FTN-. Las autoridades se hacen de la vista gorda, y a     eso le llaman sostenible... Por eso desde ya estamos denunciado la aparición de listados falsos de "apoyo" a las empresas palmeras,  cuando en verdad el rechazo a la empresa es creciente..." (4)
Conferencia de Prensa. Foto: CPR-Urbana.

El acaparamiento de tierras para plantaciones de palma esta generando graves daños a la biodiversidad, están deforestando masiva e indiscriminadamente, desviando ríos y provocando hambre para las comunidades aledañas. Cada vez hay menos tierra para cultivar pues con amenazas, coacción y engaños cientos de campesinos han tenido que abandonar sus tierras 

"... para obligarnos a vender nos niegan el paso o peor aun, nos cobran por pasar por las tierras de las plantaciones de palma... generando confrontación entre empleados y comunitarios..."  (5)

los campesinos manifestaron en comunicado de prensa que: Las empresas palmeras nos califican como pequeños grupos que nos oponemos al "desarrollo y al progreso" y que somos manipulados por sectores interesados en generar ingobernabilidad en la región, opinión que rechazamos y consideramos como un calificativo racista y discriminatorio  en contra de nuestras comunidades indígenas y campesinas, por lo que manifestamos libremente nuestras opinión y defendemos nuestro derecho a definir estrategias diferentes a las de estas empresas para mejorar las condiciones de vida de nuestras comunidades.

Solicitaron al Estado poder regular y detener la siembra de palma africana. Es necesario que de igual forma las empresas palmeras reparen los daños ambientales ocasionados, en ese sentido exigieron al Ministerio de Ambiente ,MARN, al Consejo Nacional de Áreas Protegidas, CONAP, al Instituto Nacional de Bosques, INAB, cumplir con sus funciones de proteger los recursos naturales de la región, no brindar licencias de cambio de uso de tierra en áreas de humedales y bosque natural, y verificar que estas empresas no sigan devastando la región.

Solicitaron al Ministerio Público, MP, que investigue la apropiación irregular y usurpación de tierras, contaminación de ríos, la limitación de circulación y hechos violentos y amenazas en contra de familias campesinas e indígenas que se oponen a vender sus tierras. 

En conferencia se muestra el listado de personas que han sido criminalizados y tienen orden de captura por su negativa al avance al monocultivo de Palma Africana. Foto: CPR-Urbana.

Los representantes comunitarios expresaron preocupación por la criminalización que son objeto por parte del alcalde municipal de Fray Bartolomé de las Casas, Rolando Santa María Chaman, y a la empresa palmera NaturAceites quienes lograron que el MP emitiera trece ordenes de captura en contra de integrantes de COCODES en el municipio en el mes de junio de 2014.

(1) Comunicado de Prensa. 11 de diciembre 2014.
(2) Fuente: Roundtable on Sustainable Palm Oil.
(3) Comunicado de prensa. Informe de las Comunidades indígenas Q´eqchi´ del Municipio de Panzós Alta Verapaz, por medio de los Consejos comunitarios de Desarrollo y Autoridades Ancestrales. 
(4) Declaraciones en conferencia de prensa el 11 de diciembre 2014.
(5) Ídem.