18 may. 2011

Grafiti de Colombia y cosmovisión Indigena.

una colaboración desde Bogotá, Colombia. 

Primero estaba el mar, todo estaba oscuro.
No había sol, ni luna, ni gente, ni animales, ni plantas
el mar estaba en todas partes.
El era la madre; la madre no era gente, ni nada cosa alguna,
ella era espíritu de lo que iba a venir y ella era pensamiento y Memoria.

Cosmovisión Kogui.



El padre Yoí pensó: “como ya tengo hijos grandes voy a hacer la primera fiesta, para que ellos aprendan y sigan mi ejemplo ”. nos lo enseño y desde entonces se siguió haciendo. La hijoz en el tiempo de la Oscuridad, con toda su gente, para alegrar el mundo hasta hoy, se escucha con todos sus instrumentos: Motelo, tambores, bocinos, y la bulla de la gente, la corona que tenía el padre era de plumas de la cola del gavilán. Todos tenían sus aretes grantes que brillaban y cada uno se pintaba la cara con zumo de huito.
Ticuna, Amazonas.
 
El tabaco era antes gente. Le gustaban los cuentos, cuando oía hablar en una casa se arrimaba a la pared y escuchaba. Por eso la madre hizo que creciera Siempre alrededor de las casas, cerquita a la pared. Allá puede escuchar. También la madre mandó que el tabaco se tomara junto con la coca, por que así puede oir todos los cuentos.
Kogui, Sierra Nevada de Santa Matrta.
Un cazador llevaba tabaco Yui Makuira, el que utilizan los chamanes, Partío un trozo, se lo metío en la boca y le sacó el zumo. ¡ Sulum ! ¡Lo escupío hacia arriba ! Enseguida los venados corrieron por aquí y por allá. Antes eran mujeres, ahora se habían transformado en ciervos con solo oler el tabaco yüi Makuira.
Wayuu, Guajira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada