18 ago. 2011

Masacres de Rio Negro, Rabinal y el Rostro del Genocidio


 
 
 
 
 
 
 
 
Huyó” habéis dicho. No he huido. Sólo salí a encomendarme a mis montañas
y valles donde permanecía y solía alimentarme de hierbas tiernas.

...¿Qué sería de mi valentía, de mi gallardía, si no comiera en mis altos y en mis bajos caminos cuando volvía de allí?... Sí, en efecto. Aquí moriré. Aquí debo desaparecer. Entonces y ahora seré como la ardilla, como el pájaro que muere en las ramas, como muere en las hierbas, buscado y cazado como alimento, aquí, a la faz del cielo, a la faz de la tierra.

¡Vosotros pues águilas, vosotros pues tigres, venid pronto! ¡Cumplid vuestro deber!
¡Luchad pronto con vuestras garras!
Porque sin compañía fallezco, porque soy guerrero valiente que vengo solo de mis montañas y valles. ¡Qué cielo y tierra sean con vosotros águilas, con vosotros tigres!
 
Palabras de K´iche´ Achí antes de morir.
Rabinal Achi.

 
En la Guerra  el Banco Mundial y el Banco interamericano de "Desarrollo" apoyaron y financiaron el Genocidio, la Represa de Chixoy ejemplifica como atrás del despojo y desplazamiento forzado existe la imposición de un plan económico que en la actualidad sigue vigente y adecuado a la nueva realidad.
El ejercito asesinó a 444 personas en su mayoría mujeres, niños y niñas, la represa desplazó a más de 3.500 personas. Otras 6.000 familias también sufrieron la pérdida de tierras y medios de vida. Las comunidades desplazadas fueron obligadas a vivir en tierras pobres en producción, in fertiles y viviendas indignas en un campo de concentración a las afueras de Rabinal, Baja Verapaz. 

A pesar de la represión y terror desatado por el ejercito las comunidades optaron por resistir al mega proyecto y a la inundación de sus tierras.

 
En febrero de 1982, el comandante del ejército  ordenó a 73 hombres y mujeres de Río Negro que se presentaran en Xococ, un pueblo río arriba   de la zona  de la
presa. De aquellas  73  personas,  sólo  una  mujer  regresó a Río Negro;  el  resto
fueron violadas, torturadas y asesinadas. El mes siguiente, un grupo de soldados y paramilitares -PAC- llegó a Río Negro, acorralaron al resto de mujeres y niños y los condujeron a una colina cercana al pueblo. Setenta mujeres y 107 niños fueron asesinados. Sólo dos mujeres consiguieron escapar. Dieciocho niños fueron llevados a Xococ como esclavos de los paramilitares. Dos meses más tarde, 82 personas más de Río Negro fueron masacradas. En septiembre, 35 huérfanos de Río Negro se encontraban entre las 92 personas que fueron acribilladas por metralletas y quemadas vivas en otro pueblo cercano a la presa. El llenado del embalse comenzó poco después de esta última masacre.

 
 
JUSTICIA POR GENOCIDIO DEL PUEBLO MAYA ACHÍ.

1 comentario:

  1. Ojala que el ejercito page por los crimenes cometido y si no llega la justicia de las autoridades, esperemos la justicia de Diosito que a es nada, nada, nada se le escapa.

    ResponderEliminar