2 ago. 2011

Sentencian a Miliares Guatemaltecos a 6 mil años por Masacre de la comunidad de las Dos Erres


FAMDEGUA Hace Historia en Guatemala.

La Asociación de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas -FAMDEGUA- hizo historia hoy en Guatemala al lograr junto a los sobrevivientes de la masacre de las Dos Erres una sentencia de mas de 6 Mil años en contra de parte del pelotón de criminales Kaibiles que en diciembre de 1982 asesinaran a mas de 250 personas, de ellas mas de 160 menores de 13 años. 

En la foto una sobreviviente escucha detenidamente la sentencia contra los kaibiles Reyes Collin Gualip, Manuel Pop,  y Daniel Martínez Hernández quienes fueron sentenciados  por asesinato y deberes contra la humanidad,  mientras que a Carlos Carías se le agregó el delito de hurto agravado lo que suma un total de 6 mil 66 años de prisión.

Los jueces declararon culpables a los militares, quienes fueron responsables de los crímenes en contra la comunidad de Dos Erres, formada por “personas campesinas, pacíficas, dedicadas a la agricultura, y no beligerantes” concluyo la sentencia. 

escuchada la sentencia en contra de los militares los sobrevivientes y presentes en la sala celebraron aplaudiendo y gritando consignas como: "...por todos los Masacrados y masacradas, Ni el Olvido, Ni Perdón..." "...Por todos los Desaparecidos, Ni el Olvido, Ni Perdón..."

 

Al salir de las Corte se improviso un escenario en las gradas del edificio y se dio la palabra a los sobrevivientes de la masacre, al acto se presentaron sobrevivientes organizados en la Asociación Justicia y Reconciliación -AJR- quienes tambien se sumaron a la celebración de la condena. Desde el día de ayer los sobrevivientes del genocidio y terrorismo de estado se presentaron con claveles y rosas rojas que al momento de la sentencia fueron alzados, como una practica histórica ya, en homenaje a los caídos. 

A pesar de los Golpes Florecerás Guatemala


Blanca Quiroa Hernandez madre de un Desaparecidos y miembra de FAMDEGUA se dirigio a los presentes para agradecer su apoyo en la lucha contra la impunidad del sistema que por mas de 25 negó su derechos a la verdad. 

Blanca interrumpió su discurso y hecho a llorar de felicidad por la sentencia.

fotos recuperadas de los masacrados en las Dos Erres en diciembre de 1982.

niños masacrados en las Dos Erres, Ellos  son los enemigos internos, La semilla, el agua del Pez.


3 comentarios:

  1. Cuatro genocidas condenados,
    250 muertes juzgadas,
    Madres, hijos, no natos.
    La humanidad se libera entera del terror y de la más burda de las sañas,
    mientras los matones se jactan de un honor que no alcanzará para mantener su cuerpo erguido.
    Mal olientes y decrepitos pasarán los primeros años, de 6 mil que les ha cobrado la memoria.

    ResponderEliminar
  2. Los enemigos*
    Pablo Neruda
    Chile vive.cl

    Ellos aquí trajeron los fusiles repletos
    de pólvora, ellos mandaron el acerbo exterminio,
    ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba,
    un pueblo por deber y por amor reunido,
    y la delgada niña cayó con su bandera,
    y el joven sonriente rodó a su lado herido,
    y el estupor del pueblo vio caer a los muertos
    con furia y con dolor.

    Entonces, en el sitio
    Donde cayeron asesinados,
    Bajaron las banderas a empaparse de sangre
    Para alzarse de nuevo frente a los asesinos.
    Por estos muertos, nuestros muertos
    Pido castigo.

    Para los que de sangre salpicaron la patria,
    Pido castigo.
    Para el verdugo que mandó esta muerte,
    Pido castigo,
    Para el traidor que ascendió sobre el crimen
    Pido castigo.

    Para el que dio la orden de agonía,
    Pido castigo.
    Para los que defendieron este crimen,
    Pido castigo.

    No quiero que me den la mano
    Empapada con nuestra sangre.
    Pido castigo.

    No los quiero de embajadores,
    Tampoco en su casa tranquilos,
    Los quiero ver juzgados,
    En esta plaza, en este sitio.
    Quiero castigo.


    Pablo Neruda.

    ResponderEliminar
  3. No saben lo importante que es para mi saber que se hiso justicia en uno de los casos, en esas muertes, gracias por ser tan valientes, gracias porque por medio de este juicio, tambien significa justicia para la desaparicion de mi padre, gracias, trabajemos para que nunca, nunca, nunca, vuelva a suceder

    ResponderEliminar