10 dic. 2011

Margarita Franco Orellana: una espera de 27 años.

Hugo Leonel Toso Orellana se encuentra desaparecido desde 1983. Su madre nunca ha perdido la esperanza de volverlo a encontrar. Hugo Leonel Toso viajo a Cuba, la URSS y Nicaragua, y aun que evitaba las fotografías por seguridad su madre atesora sus pocas pertenencias y fotos como algo único.

Margarita Franco Orellana no pierde la esperanza de que cada vez que suena el timbre de su casa su hijo desaparecido en 1983 regrese. Doña Margarita da fe de que él era un buen hombre pues asegura que su hijo era guerrillero y para asegurar que no le pasara nada a la familia se marcho de la casa a temprana edad. Ella muestra en donde cavo un hoyo para quemar los libros prohibidos de su hijo, "...Él era un soñador y desde pequeño fue muy sensible al dolor de los demás..." relata. "...Ahora que ya soy mas grande cuando suena el timbre le digo a los patojos, vayán a ver quien es, por que nunca dejare de tener la esperanza de su regreso, cuando fue la firma de la paz espere por muchos años que regresara pero ya pasaron 15 años y nunca denuncie su desaparición por miedo, ahora que ya estoy  grande quiero decir lo bueno que él fue. No debo nada y ya puedo hablar..." relata con lagrimas en los ojos doña Margarita.

3 comentarios:

  1. Un lazo eterno y silencioso de esperanza.
    El cordón umbilical,
    El secreto detrás de la sonrisa dulce y franca
    El castaño de su pelo
    El negro de sus ojos.

    Su compromiso inquebrantable
    Su desempacho en señalar lo incoherente
    Su convicción en la victoria,
    Su rabia ante el despojo.
    Su pasión de alfabetizadora eterna, devoradora de alborotos de colores.

    Todo aquello,
    … y su decisión impostergable de tomar el verde olivo y largarse a la montaña,
    de tragarse la tristeza con recuerdos de familia y darlo todo por las alboradas futuras de esperanza!!!!

    Jamás lo entenderían los verdugos….
    No estaba en su cabeza ni en los libros leninistas que quemaron!
    Ni en los nombres que pidieron ni en el campamento que buscaban!
    Lo llevó en la sangre y en el alma desde niña…
    Protegiendo gusanitos, hormigas y lombrices,
    haciendo pastelitos de lodo para regalarle a medio mundo…

    Todo quedó intacto en los huesos que hoy reviven,
    ahí quedo el secreto inescrutable…
    en cadenitas que nos unen la ternura y la firmeza de los sueños.

    Porque la esperanza se lleva el alma y en la sangre…
    Se hereda con genes rebeldes!
    para que al transcurso de los tiempos siempre nazcan poetas, eternas guerrilleras y cantores de verdades.

    Es el ADN que nos une.

    -Por los desaparecidos y desaparecidas que hoy dejan de ser anónimos.
    Jamás se imaginaron y nacieron muchas vidas desde aquel silencio-
    Rn.

    ResponderEliminar
  2. Está interesante, solo hago notar algunos errores de ortografía en el post, como "cabo" en vez de "cavó" del verbo cavar, y "vallan" en vez de "vayan" que es del verbo "ir".
    Pero en general todo bien y qué bueno que rescatan la memoria.

    ResponderEliminar
  3. Margarita Franco

    Gracias por haberle dado a Guatemala un patriota, gracias a hombres como él, hoy hay una generacion de jovenes que ya nacio con la paz incorporada a la cuna

    ResponderEliminar