7 ene. 2016

Tenemos las pruebas ante el mundo de un estado que sistemáticamente cometió crímenes contra la humanidad



El Grupo de Apoyo Mutuo -GAM-, la Asociación de Familiares de personas Detenidas Desaparecidas de Guatemala -FAMDEGUA- y La Asociación para el Desarrollo Integral de la Violencia en las Verapacez, Mayas Achis -ADIVIMA- informaron hoy en conferencia de prensa que la captura de 18 militares por graves violaciones a los Derechos Humanos es el resultado de décadas de trabajo

Las tres agrupaciones, querellantes adhesivos, manifestaron que el estado tiene una deuda histórica con las víctimas encontradas en fosas clandestinas en la zona militar 21, coronel "Antonio José de Irrisari" ubicada en Cobán, Alta Verapaz. 

En la zona militar en donde hoy docenas de soldados se preparan para representar a los cascos Azules de las Naciones Unidas se recuperaron 503 osamentas humanas y 55 restos óseos, partes incompletas, siendo un total de 558 víctimas; por exámenes de ADN se han logrado identificar a por lo menos 97 personas que según testimonios habrían sido detenidas, desaparecidas y trasladadas a las instalaciones militares. 




Según análisis osteológico, realizado a las osamentas encontradas se pudo determinar que 41 restos corresponden a niños menores de 12 años, 44 adolescentes (13 a 17 años) 129 adultos jóvenes (18 a 25 años) 314 adultos (26 a 29 años), 3 adultos mayores y 27 individuos no determinados.

En 307 individuos se recuperaron 392 artefactos asociados a la violencia. 212 víctimas tenían vendas cubriendo las cuencas oculares, 106 muñecas atadas con lazo, 35 víctimas con lazos atados al cuello, 24 con lazos atados a los tobillos y 14 con mordaza. 

Tenemos las pruebas ante el mundo de un estado que sistemáticamente cometió crímenes contra la humanidad expresó la representante de -FAMDEGUA-





Síguenos en https://twitter.com/puebloresiste

No hay comentarios:

Publicar un comentario