29 jul. 2015

Resistencia a la Cementera en San Juan Sacatepéquez se re organiza y pide respeto a sus derechos.

 con información de Marcha Indígena y Popular.
Foto: Marcha Indígena, campesina y Popular
 
Hoy miércoles 29 de julio de 2015 se llevó a cabo la que se puede considerar como histórica conferencia de prensa de la renovada resistencia pacífica de San Juan Sacatepéquez contra la planta cementera de Cementos Progreso en relación a los constantes abusos por parte de la policía y el ejército contra la población civil de las comunidades maya kaqchikel en resistencia. 

Compartimos el comunicado para difusión: 

Rechazamos el “Acuerdo Marco por la Paz y el Desarrollo de las Comunidades de San Juan Sacatepéquez” y denunciamos constantes acosos y persecución a las Comunidades en Resistencia Pacífica.

Las Comunidades en Resistencia de San Juan Sacatepéquez hacemos público que, los anteriores dirigentes y voceros de las Comunidades en Resistencia por la defensa de nuestro Territorio, sin consultarnos firmaron el “Acuerdo Marco por la Paz y el Desarrollo de las Comunidades de San Juan Sacatepequez” con el Gobierno, a través del Sistema Nacional de Diálogo de la Presidencia y el alcalde municipal de San Juan, Fernando Bracamonte, traicionando de esta manera a las comunidades y plegándose a los intereses de la empresa Cementos Progreso, dando paso a la instalación de la planta cementera y la construcción de la carretera “Anillo Regional”, a lo que nos oponemos y rechazamos categóricamente.

Por lo tanto, las Comunidades rechazan y desconocen a los señores: Juan Zet Tubac, Osvaldo Car García, José Mauro Cosojay Turuy, Juan Antonio Sabán Turuy, Isabel Turuy Patzán, Lázaro Raxón Cotzojay, Juan Herminio Raxón Pirir, Cornelio Subuyuj Camey, Herber José Pirir Raxón , Carlos Guamuch Patzán, Reyes Matz Raxón, Antonio Sabán Boror, Mariano Camey Car, Benito Pérez Castellanos, Timoteo Raxón Puluc, Miguel Angel Patzán Orellana y Federico Pirir Sequén. Estas personas le dieron la espalda a nuestra lucha por lo que recalcamos que no tienen ninguna representación y desconocemos cualquier toma de decisión en nombre de las comunidades en resistencia de San Juan.

Hacemos público, que esas personas están obligando a algunas familias de las Comunidades a vender sus terrenos, para dar paso al “Anillo Regional”, y el que no quiere hacerlo es amenazado de ser llevado a la cárcel y de ser despojados de sus pertenencias y su territorio.

Asimismo, denunciamos que desde el “estado de prevención” decretado por Otto Pérez Molina, el 22 de septiembre de 2014 y prolongado hasta el 31 de octubre del mismo año, las Comunidades en Resistencia venimos sufriendo una serie de persecuciones, acoso sexual a las mujeres y violación a la propiedad privada y a nuestra libertad de locomoción.

Los soldados y policías de los cuatro destacamentos militares que el gobierno instaló después del estado de prevención y que se encuentran en la Aldea los Pajoques (a unos 300 metros de la escuela oficial rural); en el monjón entre Santa Fe Ocaña y Los Pajoques; en el sector Los Tubac de Santa Fe Ocaña y en el Cementerio Los Pinos en Santa Fe Ocaña, son los que nos acosan tomándonos fotografías y acosan sexualmente a las mujeres diciéndoles palabras abusivas y han intentado agarrarlas a la fuerza. Estos elementos se apostan frente a las puertas de nuestras viviendas impidiéndonos salir y entrar libremente y se meten a nuestros terrenos sin permiso destruyendo cercos y sembradíos.

Durante las ceremonias religiosas las fuerzas armadas del Estado llegan a la puerta de las iglesias (católicas y evangélicas), con cámaras a tomarnos fotografías para intimidarnos.


Foto: CPR.Urbana. 13 de Junio 2015.

El pasado 13 de junio de 2015, al regresar de la manifestació pacífica que se realizó frente al Palacio Nacional de la Cultura, en donde pedimos la renuncia de Otto Pérez Molina al cargo de presidente de la República y exigimos cambios a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, un grupo de compañeras con sus hijos menores de edad sufrieron violencia psicológica, humillaciones y discriminación racial, por unos 300 policías, entre ellos antimotines, quienes las retuvieron por más de cinco horas dentro del bus que las transportaba, señalándolas de encubrir a personas con orden de captura. Eso ocurrió en el Periférico a la altura de la 31 avenida y 27 calle de la zona 7 capitalina.

El 19 de julio de este año, 40 compañeros y compañeras de la aldea Los Pajoques que habían participado en una misa en San Miguel El Tejar, Chimaltenango, se transportaban en un camión de regreso a su casa cuando fueron detenidos, unos 45 minutos en esa localidad, por soldados y policías que los acusaban de llevar escondido a cuatro hombres con orden de captura. Los soldados se subieron al camión y le quitaron la llave al chofer, le tomaron fotos a todos los tripulantes y los siguieron por varios kilómetros. Los soldados que cometieron esta intimidación y acoso han sido vistos en los destacamentos instalados en nuestras comunidades.

Ante lo expuesto anteriormente, las Comunidades en Resistencia de San Juan Sacatepéquez hacemos saber que:

1. Rechazamos y desconocemos a los ilegítimos dirigentes y voceros, cuyos nombres dimos a conocer en el párrafo séptimo de este documento, porque traicionaron a la resistencia pacífica de San Juan, plegándose a los intereses de la empresa Cementos Progreso y el gobierno.

2. Rechazamos y desconocemos el “Acuerdo Marco por la Paz y el Desarrollo de las Comunidades de San Juan Sacatepéquez”, firmado el 21 de noviembre de 2015, por los señores arriba mencionados y el gobierno de turno.

3. Exigimos al gobierno de Otto Pérez Molina que retire inmediatamente los destacamentos militares de nuestro territorio, para que cesen las violaciones a nuestros derechos humanos y colectivos.

4. Demandamos al sistema de Justicia que esclarezca los hechos de Pajoques, ocurridos el 19 de septiembre de 2014, pero respetando los derechos humanos y colectivos de los habitantes de Las Comunidades en Resistencia.

5. A la Procuraduría de los Derechos Humanos, a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas y al Arzobispado de Guatemala les demandamos que formen comisiones permanentes de observación y hagan el pronunciamiento y las denuncias correspondientes sobre las violaciones a nuestros derechos humanos.

Las comunidades en resistencia de San Juan Sacatepéquez reafirmamos la continuidad de nuestra lucha y resistencia por la defensa de nuestro territorio, por lo cual llamamos a nuestros hermanos y hermanas de otras resistencias a la unidad de nuestras luchas.
 
Guatemala, 29 de julio de 2015
Niño retenido por PNC el 13 de Junio 2015. Foto: CPR.Urbana

No hay comentarios:

Publicar un comentario