1 feb. 2016

Carta abierta al General Oscar Humberto Mejía Víctores.


Jefe de Estado, República de Guatemala. 

Sr. General Oscar Humberto Mejía Víctores.
Palacio Nacional de Guatemala, su desacho.
Presente. 

con hondo dolor, los familiares de los desaparecidos, que estamos agrupados en el Comité Guatemalteco de familiares de detenidos-desaparecidos, hemos recibido las declaraciones emitidas por el Sr. Ministro de Gobernación Lic. Haroldo Cabrera Enríquez publicadas por la prensa nacional e internacional el 31 de agosto pasado. 

Creímos que el gobierno de Guatemala sí haría esta vez, gestiones necesarias para informarnos sobre el esposo, el padre, la madre, el hijo o el hermano nuestro desaparecido, pero estas declaraciones nos han abierto los ojos sobre su disposición a resolver nuestro problema. 

General Mejá Víctores, nuestro problema no es individual ni de un pequeño grupo de personas. A lo lago de 17 años se ha sumado la dramatica cantidad de 35 mil personas desparecidas. En el campo y las ciudades, en todos sectores del pueblo (Obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales religiosos, etc) en mujeres, niños, jovencitos y ancianos se ha sentido la angustia de un ser querido desaparecido. 

Ante los diferentes gobiernos de turno, miles de personas miles de familiares, hemos apelado a los sentimientos humanitarios de quienes están en el poder,  para que hagan las investigaciones necesarias de todos los casos de secuestro y desaparecimiento.

y es que no podríamos acudir a nadie más, General Mejía Víctores, los hechos cotidianos de secuestro o detención y posterior desaparición de nuestros familiares han sucedido ante los ojos de las fuerzas de seguridad, del ejercito y las policías. Ante los ojos de testigos que muchas veces corren igual suerte por denunciar posteriormente el hecho que presenciaron. 

La gran mayoría de los casos revisten características similares como movilización en vehículos con o sin placas, de dos o más hombres fuertemente armados, con armas de calibre prohibido y haciendo gala de fuerza, vioencia y odio contra las víctimas. 

Todod mundo sabe que Guatemala es un país con alto concrol militar y para-militar, y si los hechos se dan aplena luz del día o aún en la noche, ante la intensa vigilancia de las fuerzas de seguridad, entonces, General Mejía a quién debemos acudir para que nos responda a la pregunta: donde están. Dónde Están nuestros seres queridos, aquellos que hasta ayer vimos contentos a nuestro lado! Dónde estan los miles de soldados y policias que controlan todo el pais, cuando con las ametralladoras en las piernas, en vehículos sin placas se llevaron a nuestros familiares. 

Ahora nos dicen Uds. que no hay pistas a seguir. Miles de familiares hemos proporcionado datos concretos sobre los hechos. hemos dado la descripción de los secuestradores, el tipode vehículos, el número de placas, las armas que portaban, la hora y el rumbo que tomaron. Todo ello seguramente está engavetado en los archivos de la policía. Esas son las pistas y Uds. podrían llevar a cabo las investigaciones y resolver nuestro problema... si quisieran. 

Pero, obviamente Uds.. quienes nos gobiernan y las familias pudientes e influyentes en Guatemala no han conocido de las angustia, la incertidumbre, la pena de no saber más de un ser querido. No se han sentado alrededor de una mesa a contemplar una fotografía y un lugar vacío. No se han preguntado si el hijo está vivo o no. No han envejecido haciendo trámites infructuosos y largos en los departamentos de la policía y esperando en vano que alguien diga dónde están. No, obviamente Uds. no conocen ésto y por eso nos dicen fríamente "no tenemos pistas a seguir".

Qué indignación nos causa su falta de sentimientos humanos y su indiferencia a nuestro problema. ya ni siquiera ofreen, como los anterios gobiernos, resolver, investigar. Casi advierten con su declaración que las desaparciones de personas seguián dándose; porque si no están dispuestos a investigar ni siquiera los hechos más recientes "por falta de pistas", mucho menos harán algo por detener esta práctica cruel e inhumana. 

Pero claro, esto es lógico. Sí su actitud esconde más que indiferecnia, complicidad con los miles de secuestros y desaparecimientos ocurridos en nuestra querida y ensangrentada Guatemala. No es casual que a partir del 8 de agosto en que Ud. General Mejía Vícores tomó el poder, sigan ocurriendo cotidianamente secuestros y desaparición de personas. No es casual que desde esa fecha 119 secuestros se hayan producido. Y !en tan sólo un mes de gobierno! Sólo de esa manera nos explicamos su desinterés por resolver nuestro problema. La complicidad evidente en el momento de producirse los secuestros. La complicidad posterior al negarse a inestigar cada caso, aún con los datos en las manos. 

Miles de madres, miles de esposas, miles de hijos, mile de hermanos, sin embargo,seguimenso buscando a nuestros seres queridos HASTA ENCONTRARLOS. Porque sabemos que viven, que en algún lugar están en condiciones quizás infrahumanas. Quizás General Mejía Víctores, en los cuarteles del ejército o la policía o en los campos de concentracion que funcionan en el país. Quizás están entre las 400 personas consignadas por los Tribunales de Fuero Especial, que aún están desaparecidas pues de las 500 que habían sólo han identificado a 100. Quienes son las otras 400. Donde las tienen detenidas ilegalmente.  Estos hechos comprueban que son Uds. quienes tienen detenidos a nuestros familiares, pero en algún lugar están y hemos de encontrarlos y ponerlos en libertad. 

Mientras tanto seguiremos esperando y exigiendo que Uds. cumplan con su responsabilidad de gobernantes y lleven a cabo todas las medidas necesarias para devolvernos vivos, libres e indemnes a nuestros seres queridos que sufren un largo e injusto cautiverio. 

México, Septiembre de 1983. 


!Luchamos hasta encontrarlos, Los queremos vivos!

Comité guatemalteco de familiares de Detenidos-Desaparecidos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario