19 abr. 2016

Abel Gilvonio, hijo de un condenado por "Terrorismo" en Perú: Defiende su derecho a hacer política.


Enfrentó ataques por ser hijo de un condenado por terrorismo. Abel Gilvonio, hijo de Américo Gilvonio, fue candidato al Congreso del Frente Amplio (FA). Su condición fue utilizada por sectores críticos de la izquierda peruana para calificarlo como terrorista. Por más que él se encargó de rechazar cualquier vinculación con ideas violentistas y hasta de afirmar que entró a la política para promover la paz, muchos medios y usuarios en redes sociales lo atacaron.

Finalizada la campaña electoral parlamentaria, GIlvonio hace un recuento de lo aprendido en estos meses. Agradeció, a través de su página de Facebook, a los que lo acompañaron y resaltó el hecho de que los hijos de sentenciados por terrorismo tienen, como cualquiera, derecho a participar activamente en la política.


Fotos de Abel Gilvonio


Escribe: Abel Gilvonio, militante del FA

"Muchas gracias! 

Luego del conteo final y de obtener más de 3,000 votos, agradezco a todas las personas, a todos los compañeros y compañeras, a mi familia y a todos los que depositaron su confianza en mí, así como a todos los que aportaron a la campaña de manera desinteresada para que los barrios lleguen al congreso y de esta manera lograr aprobar una ley integral que beneficie a toda nuestra gente.

Estos votos son de ciudadanos y ciudadanas que no se dejaron confundir y amedrentar por la campaña de miedo que la derecha peruana y los grupos de poder quisieron implementar insultando, atacando y mintiendo. He sido el candidato del Frente Amplio más atacado por la derecha peruana. 

Sin embargo, más allá de estos ataques personales, lo principal que hay que reconocer, es que los frenteamplistas con fuerza, alegría y esperanza, hemos revertido estos ataques y nos hemos convertido en la segunda fuerza nacional y la primera de oposición; en contra de la forma en como se ha venido llevando la economía y la política en el Perú, siempre en favor de los poderosos y en contra de las mayorías nacionales. 

Compañerxs, simpatizantes y amigxs, este proceso nos deja muchas lecciones personales y colectivas. Quisiera señalar dos principales:

La primera es que nosotrxs los hijxs de las personas sentenciadas por terrorismo podemos como cualquier ciudadano, hacer vida pública y política en el Perú. Tenemos los mismos derechos y por lo tanto, no debemos ser estigmatizados ni perseguidos por la prensa o por los políticos de la derecha por el sólo hecho de ser hijo o familiar. Siento que a partir de ahora, los hijxs podremos hacer actos públicos sin tener miedo, sin estar ocultándonos como lo hemos hecho hasta ahora. Esa es una victoria personal y colectiva en esta campaña electoral. 

Segundo, es necesario que los barrios tengan su representación y por eso la consigna de Los barrios al congreso se debe convertir en Los barrios vamos por más, siguiendo la consigna lanzada por la compañera Verónika. Eso significa que la lucha de los barrios tiene que ser constante. Por eso es fundamental salir de nuestros espacios y trabajar de manera activa en los barrios que son ahora bastiones del fujimorismo. Nuestros barrios no solo necesitan agua, seguridad, servicios. Nuestros barrios necesitan conocer qué pasó en los 90, por eso a la ley integral de barrios le sumamos la línea de trabajo Barrio Memoria. 

Esperamos que los militantes del Frente Amplio nos acompañen en esta batalla por el sentido común sobre los derechos humanos y la memoria en los barrios populares de Lima.

Fotos de Abel Gilvonio
Para finalizar, afirmo que la batalla contra los poderosos que no quieren que nada cambie en el Perú; tiene que ser abriendo el Frente Amplio a los miles de corazones que han asumido que es posible construir una alternativa de cambio. 

Se vienen tiempos difíciles si el fujimorismo gana las elecciones. Por eso los partidos que hoy conforman el FA tienen una enorme responsabilidad.

Nosotros no somos los mismos, como dice el Amauta llegamos para partir de nuevo y ese volver a partir tiene que asumir que somos la segunda fuerza nacional. Por lo tanto, todas nuestra apuesta congresal, partidaria y de movilización tiene que ser pensada asumiendo eso. No nos miremos solamente a nosotros mismos, miremos y asumamos con convicción, responsabilidad, corazón y creatividad, la fuerza que ahora tenemos y podemos representar, en los pueblos y barrios del Perú.

Muchas gracias a todos y todas, ‪#‎LosBarriosVamosPorMas‬!".

tomado de lamula.pe

1 comentario:

  1. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito a mi resarcimiento masoquista popular de mis secuaces sexuales para consolarme autosuficientemente hospedada conmigo con perniles recatadamente obscenos para saturarme flatulenta bacularmente preservante del coito unicamente para saciarme autoestimulativamente porque mis calumniadores me difaman con mi ausencia masoquista y me calumnian con hostigarme masoquista. Tal resarcimiento debe ser subsidiado lucrativamente por el comunismo de Venezuela y por el capitalismo de los Estados Unidos de América y por el socialismo de Rusia debido a que soy lider universal de tales países como tambien solicito a mi subsidio alimentario por mis clanes aborigenes con tales países. Mi regocijo masoquista es transversal de mi rudimentaria investidura a mi oblicua friccion de un harapo. Mi coito dorsal futuro deberá ser unicamente el perreo indumentario (sexualidad dorsal con ropa casual exuberante). La razon de tales subsidios comunistas es de que soy la encarnacion divina de los Dioses aborigenes del mundo y de Guatemala como tambien de los extraterrestres y del cristianismo.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar