10 nov. 2011

Ampliación de la Narco-Guerra hacia Guatemala y Centro América.

La presencia del militarista embajador Yanqui en Guatemala,  Arnold A. Chacón1 y el regreso "democrático" del conocido criminal de Ixcán, Otto Pérez Molina, recién empieza a plantear un escenario adverso para el desarrollo de las luchas por la defensa del territorio.

So pretexto de la lucha contra el narcotráfico, el militar Pérez Molina ha anunciado la utilización de las fuerzas contrainsurgentes "kaibiles" en la lucha contra el narcotráfico en el país, un cuerpo élite ejecutor del genocidio contemporáneo, con un comprobado vinculo con el narcotráfico se estarían preparando para entrar en el territorio de una forma desmedida al estilo plan Colombia y plan Mérida en México, planes impulsados desde la casa blanca que solo han promovido el incremento de la violencia en los referidos países.

Mientras Estados Unidos impone en la región una política y carrera armamentista, que contrasta con la pobreza regional,  es incapaz de ejercer control sobre la venta desmedida de armas en su país.  De las 94 mil armas recuperadas e incautadas en México en los últimos cinco años en el marco del combate a los cárteles y organizaciones criminales, 64 mil eran de procedencia estadounidense, sumado esto al monopolio de las importaciones de armas en Guatemala, en manos de los militares,  la guerra contra el narco resulta un negocio rentable para la desprestigiada institución castrense.

El embajador yanqui en su estancia como embajador en España impulsó todo un plan de reactivación económica a través del rearme de la OTAN, que hoy agrede militarmente a diversas naciones del planeta al amparo de la más vergonzosa impunidad. El agresivo anuncio del general Pérez Molina, que aunque rechaza la presencia de tropas norteamericanas en el país, estaría financiado desde los Estados Unidos, país que ha adiestrado por décadas a los militares nacionales en técnicas de secuestro, tortura y asesinato, por lo que de nada sirve generar otro frente de rechazo en la región con su presencia.

Mientras Otto Pérez anuncia la militarización del país, nada habla de investigar a los militares vinculados a la venta de armas a narcotraficantes, mucho menos sobre la persecución penal a los miembros del ejército involucrados con el narcotráfico.

Una política para la reducción de la violencia podría girar entorno a la prohibición inmediata de la importación de cualquier tipo de armas, la portación y sobre todo que se aplique las penas contempladas en la Ley de Armas y Municiones.

Los militares no solo ostentan el monopolio de las importaciones de armas sino que extraen con total impunidad armamento y munición de los cuarteles para proveer a los narcotraficantes, por lo que un posible y ya anunciado incremento de ayuda militar de los EEUU solo se traducirá en un espiral de violencia que económicamente reposicionará a las estructuras contrainsurgentes y del narcotráfico en Guatemala.
1 Agente de la CIA

Pérez Molina: Utilizare kaibiles contra el Narcotrafico
conozca también sobre:
Guatemala: Autoridades desconocen cuántas armas han robado narco al ejercito

Reclutan los Zetas a ex kainiles por Cinco mil dolares.
autoridades Guatemaltecas han detectado que el cártel mexicano para dicha cantidad a ex militares de élite en su territorio

Wikileaks: 12 oficiales vendieron armas del ejercito a narcotraficantes.
http://www.elperiodico.com.gt/es/20110628/pais/197417

Denuncian asesinatos y tortura de fuerzas mexicanas en la lucha antidrogas
http://feeds.univision.com/feeds/article/2011-11-09/hrw-denuncia-asesinatos-y-torturas
La lucha contra el narco incremento la violencia en México
http://monterrey.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/da8a1b307f3b9fbb185b78f7ea1120e7

un hombre vestido de militar camina sobre la sexta avenida de la zona 1 portando una bandera de EEUU mientras cantaba canciones militares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada