3 jul. 2013

El Camino de la Palabra de los Pueblos.

Fotografía por Roderico Díaz.
texto: Colectivo de Memoria Histórica
El 21 de junio de 1,936 las comunidades Mayas Ixiles se levantaron contra la opresión histórica y colonial que les arrebataba la tierra, les imponia trabajo forzado como el de abrir carreteras y hasta llevar cargas o cargados a los ladinos ricos.

Estando como presidente Jorge Ubico, se levantó el Pueblo Ixil contra la Ley de la Vagancia,  la libreta de control y el trabajo forzado.  Dicha  Ley  obligaba al trabajo forzado a quienes no tenían títulos de tierras.  Tenían que demostrar que trabajaban para un patrón o estaba obligado a hacer trabajo forzado y obras públicas.


Según la memoria histórica: el Coronel Corado, salió en Caballo de Santa Cruz del Quiché hacia Nebaj.  Recogió antes de salir milicianos de Chinique De Las Flores, de Joyabaj y de Santa Cruz.  Pasó también recogiendo milicianos en Sacapulas que venían de Huehuetenango Chiantla y Aguacatán y se fueron a ocupar los tres pueblos ixiles.  La ocupación duro 3 meses y durante la misma castigaron duramente a la población levantada, mataron gentes, violaron mujeres y desplazaron población que se fue a ocultar en las montañas vecinas.  Todo esto por No Reconocer a la autoridad.

Las Cofradías en Nebaj estaban encargadas de avisar sobre la llegada de los soldados.  Tenían campamento en el antiguo Boquerón y avisaron a la población por medio de bombas de fiesta que tiraban con morteros y en cada comunidad tiraban a su vez bombas para avisar a otras comunidades más lejanas.  Así ante la llegada de los milicianos se levantaron miles de gentes.

La población recordaba que hubo bastantes muertos y muchas capturas de población. Fusilaron a los Principales detrás de la iglesia y después se llevaron más de 500 personas desterradas al Petén, en donde murieron en las chicleras.

Este levantamiento fue el día 21 de junio de 1936.  Los milicianos llegaron por la noche de ese día al mando del coronel Daniel Corado.  Los principales fueron fusilados el 22 de junio en la parte trasera de la iglesia, la misma parte que fue recontruida por el trabajo forzoso de ixiles hombres y mujeres en 1917 tras el terremoto.

Según voz popular los Principales fueron enterrados en el mismo lugar en donde fueron fusilados.

En realidad fue esta  una ocupación militar del territorio ixil, los milicianos desplazaron población, asesinaron gente, hicieron masacre, violaron mujeres, recogieron botín y según ellos los más revoltosos fueron exiliados a al Petén, en donde fueron concentrados y esclavizados.







33 años después de haber sido nombrados copropietarios de la Tierra Ejidal de Nebaj tanto la Municipalidad como los Vecinos, los mismos Principales que la consiguieron o sus sucesores fueron fusilados “por no tener Títulos de Propiedad de la Tierra” y verse así obligados al trabajo forzado.

Listado de principales fusilados:

Sebastián Cedillo Regidor
Juan Brito
Pedro Guzmán
Vicene Guzmán
Sebastían Avilés
Diego Cuchil
Miguel Brito alias Miguelón se huyo
En 1971, 35 años después de esta ocupación y masacre en el territorio Ixil se levantó nuevamente la población de Nebaj en contra de la Policía Militar Ambulante.
 
Fue en el año de 1971 cuando la población de Nebaj principalmente las mujeres, cansadas del abuso de la Policía Militar Ambulante, se levantaron contra ellos.  Asaltaron el pequeño destacamento que tenían en el pueblo, les quitaron las armas y hubo 19 heridos de la población en esa tarde.  El sábado Santo entraron en Nebaj más de 2000 soldados, comandados por el capitán Lobo Zamora que ocuparon Nebaj y rescataron a los policías militares ambulantes capturados por la población.  El capitán Lobos Zamora se vio obligado a firmar un Acta Municipal en la cual el Ejército se comprometía a no regresar nunca más a Pueblo de  Nebaj.
Cinco años después del levantamiento y ocupación militar de 1971, es decir en el año de 1976 el Ejército cercó la región Ixil  al igual que todas las regiones del norte del departamento del Quiché,  así comenzó el Ejército su penetración y ocupación militar de todas las regiones del departamento.

Nuevamente también comenzaba así una nueva etapa de dominación por la fuerza de las armas sobre el pueblo Ixil que tenía por objetivos usurpación de la tierras y de los Recursos Naturales, sometimiento y reducción de la población, a fin de emprender nuevos caminos económicos de exportación y de inserción en los mercados mundiales globalizados
Nuevamente se conoció la destrucción física de los orígenes, el arrasamiento de cosechas e infraestructura social de las poblaciones las grandes masacres o aniquilamiento masivos de civiles, así como el desplazamiento casi total de la población sobreviviente.

Salvar y refundar el origen de los pueblos  en el Sumal Grande de Nebaj o en Santa Clara, Amajchel, Caba y Xeputul de Chajul fue durante 17 años el eje central de la resistencia del Pueblo Ixil.  De un Tzalbal destruido se refundaron varios Tzalbales en Caba, y así de cada una de las aldeas destruidas se fue reproduciendo su vida social, su vida política y cultural, su origen, en las diversas áreas de resistencia de la región Ixil y de las Selvas del Ixcán.
 En esta lucha de los pueblos y del Pueblo Ixil por la tierra y por los recursos naturales, en esta lucha de resistencia,  la paz alcanzada en 1996 apenas fue respiro.  En la actualidad los pueblos continúan sus resistencia por sus vidas refundando orígenes destruidos en tierras propicias para refundar sin abandonar nunca su origen fundacional  (el boxbol)

Es por todo esto que la celebración del fusilamiento de los Principales en fecha 22 de junio de 1936, es en realidad la celebración de la resistencia de un pueblo que conoció y conoce los cuatro rumbos, los cuatro colores, los cuatro caminos y que sobre ellos reproduce a su modo y autonómicamente sin dominación su propia historia y su propia vida colectiva.


Resistir para vivir, Resistir para avanzar, fue y es máxima de la resistencia en las cumbre de los Cuchumatanes y en las selvas del Ixcan desde tiempos antiguos hasta el día de hoy.

Nebaj 21 de Junio de 2013.
 Colectivo de Memoria Histórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada