16 feb. 2014

Recuerda a Detenidos Desaparecidos del Diario Militar (1983-1985)




Hace treinta años mientras el gobierno defacto del General Óscar Mejía Víctores se preparaba para la llamada apertura democrática, en medio de presiones Estadounidenses para desalojar del poder a los Sandinistas en Nicaragua,  en Julio de 1984 se convoca a la creación de la Asamblea Nacional Constituyente para la elaboración de la Nueva constitución de Guatemala, previo a ello el "ultimo gobierno Militar" asestaba un golpe a las organizaciones revolucionarias que contaban con presencia urbana, importante núcleo de apoyo a la lucha armada en lo rural y a la generación de pensamiento en lo urbano, sellando así lo requerido por Estados Unidos para buscar una salida negociada a la guerra en la Región Centro Americana. 

el llamado a la apertura democrática Norteamericana se resume en los siguientes párrafos del Informe Kissinger de 1983
 
"...Hasta ahora las fuerzas armadas de Guatemala han podido contener la subversión sin la necesidad de ayuda externa. Este éxito relativo se debe a numerosos factores: larga experiencai en contrainsurgencia; la mayor dificultad geografica que los guerrileros tienen para obtener abastecimientos desde Nicaragua, en contraste con el caso Salvadoreño; y las mejores condiciones para convatir a la guerrilla que se da en las regiones de Guatemala con menor densidad de población. Pero las restricciones financieras del gobierno Guatemalteco y la escases de materiales militares y repuestos podría comenzar pronto a limitar la efectividad del esfuerzo guatemalteco contra la insurgencia. 

Un obstáculo aún más serio en términos de contención final de la revuelta armada en Guatemala es el brutal comportamiento de las fuerzas de seguridad. En las Ciudades han cometido asesinatos con el fin de eliminar a los que apenas eran sospechosos de insurgencia; y en el campo, han dado muerte a gente a veces sin distinción con el fin de reprimir cualquier señal de apoyo a la guerrilla. Tales acciones son moralmente inaceptables. Tales acciones son moralmente inaceptables. También son contraproducentes -mientras persistan estas prácticas. continuarán las condiciones para que la subversión siga apareciendo..."

En ese contexto entre entre Agosto de 1983 y Marzo de 1985 se documenta en el Diario Militar la desaparición forzada de 183 lideres de las organizaciones revolucionarias del Ejercito Guerrillero de los Pobres -EGP-, La Organización del Pueblo en Armas -ORPA-, Partido Guatemalteco del Trabajo -PGT-, Fuerzas Armadas Rebeldes -FAR- y del  Movimiento Revolucionario del Pueblo Ixim MRP-Ixim. 
 
Este fin de semana la organización HIJOS Guatemala inicio una serie de actividades para recordar a los desaparecidos documentados en el documento militar por el cual el estado de Guatemala fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y los familiares siguen esperando la persecusión legal para los perpetradores de los hechos allí contados.


El 14 de febrero de 1984 Manuel Ismael Salanic Chiguil era detenido desaparecido en su casa en la presencia de sus padres que por 30 años lo han buscado, ellos iniciaron una lucha en organizaciones como el GAM y posteriormente FAMDEGUA y a pesar de los años expresan no haber perdido la esperanza en encontrar los restos de su hijo asi como la justicia para los responsables de los hechos. Manuel era un joven estudiante Normalista y pertenecía al Ejercito Guerrillero de los Pobres -EGP- el Diario Militar reporta su muerte el 6 de marzo de ese mismo año.
Don Ismael Salanic y Antonia Chiguil fueron testigos del secuestro de su hijo en un operativo de entre 10 y 15 persona que ingresaron violentamente a su hogar.
En el muro de la escuela en donde de niño Estudio fue colocado el estencil de Manuel, allí varias docenas de personas observaron el acto. 

Paulo Estrata hijo de Otto Rene Estrada recuerda a su padre detenido desaparecido, en el Diario militar aparece como numero 133, el fue detenido desaparecido en la zona 1 y su esposa Beatríz Velázquez inicio la búsqueda de su esposo, ahora su hijo se ha integrado a la organización HIJOS para continuar la lucha por la justicia que su madre inicio hace 30 años.

 
Carlos Galvez fue detenido el 14 de febrero, en la pared final del INTECAP de la zona 21, en donde Galvez estudio, se coloco un estencil para recordar su memoria, la serie de intervenciones en las zonas en donde se llevaron acabo la desaparición forzada de los revolucionarios continuara para llevar, en palabras de una miembra de HIJOS la memoria a los barrios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada