27 abr. 2015

Más vale tarde que Nunca: Los capitalinos se movilizan contra la Derecha Popular.



No hay nada más alejado de la realidad que decir: Hoy Guatemala Despierta, cuando las comunidades indígenas y campesinas que desde hace varios gobiernos ya, pero en especial con el actual "patriota" han denunciado el saqueo permanente, se han organizado pacíficamente para defender sus territorios, han sufrido la estigmatización de los medios corporativos (esos mismos que callaron la presencia de miles de personas en la plaza de la constitución el pasado sábado) y han sido criminalizados por gobiernos que como el de la UNE y el PP han otorgado a empresas extranjeras cientos de kilómetros cuadrados para la explotación de recursos naturales mientras el propio Banco Mundial anuncia que en los últimos años la pobreza en Guatemala aumento cerca del 2.7%.



Hablar que hoy Guatemala despierta encarna al sistema colonial  que invisibiliza a los pueblos originarios y a su lucha ancestral contra el sistema de dominación que entre los años de 1978 y 1983 los llevo a alzarse y en respuesta la barbarie del genocidio se extendió como respuesta a la rebelión  de los de abajo. 







Hablar de que hoy Guatemala despierta es olvidar la lucha del pueblos Maya Ixil que durante este gobierno y luego de 30 años de espera, logro por vez primera en la historia de Latinoamerica sentar a un dictador al banquillo de los acusados con una sentencia condenatoria por Genocidio y deberes contra la humanidad.



En Guatemala los pueblos originarios y su lucha llevan ya despiertos más de 500 años, ciertamente en la ciudad capital donde se concentra el voto conservador y el silencio fue cómplice clave del ultimo genocidio (1978-1983)  se dan esperanzadores pasos que cuestionan a la auto proclamada derecha popular que hoy nos gobierna.





Hablar de #RenunciaYa hoy en Guatemala puede ser también una invitación a renunciar o decostruir esa imaginario histórico de un sistema que nos ha hecho olvidar a los de abajo y aspirar a caminar con los de arriba.





No hay comentarios:

Publicar un comentario