27 abr. 2015

Más vale tarde que Nunca: Los capitalinos se movilizan contra la Derecha Popular.



No hay nada más alejado de la realidad que decir: Hoy Guatemala Despierta, cuando las comunidades indígenas y campesinas que desde hace varios gobiernos ya, pero en especial con el actual "patriota" han denunciado el saqueo permanente, se han organizado pacíficamente para defender sus territorios, han sufrido la estigmatización de los medios corporativos (esos mismos que callaron la presencia de miles de personas en la plaza de la constitución el pasado sábado) y han sido criminalizados por gobiernos que como el de la UNE y el PP han otorgado a empresas extranjeras cientos de kilómetros cuadrados para la explotación de recursos naturales mientras el propio Banco Mundial anuncia que en los últimos años la pobreza en Guatemala aumento cerca del 2.7%.



Hablar que hoy Guatemala despierta encarna al sistema colonial  que invisibiliza a los pueblos originarios y a su lucha ancestral contra el sistema de dominación que entre los años de 1978 y 1983 los llevo a alzarse y en respuesta la barbarie del genocidio se extendió como respuesta a la rebelión  de los de abajo. 







Hablar de que hoy Guatemala despierta es olvidar la lucha del pueblos Maya Ixil que durante este gobierno y luego de 30 años de espera, logro por vez primera en la historia de Latinoamerica sentar a un dictador al banquillo de los acusados con una sentencia condenatoria por Genocidio y deberes contra la humanidad.



En Guatemala los pueblos originarios y su lucha llevan ya despiertos más de 500 años, ciertamente en la ciudad capital donde se concentra el voto conservador y el silencio fue cómplice clave del ultimo genocidio (1978-1983)  se dan esperanzadores pasos que cuestionan a la auto proclamada derecha popular que hoy nos gobierna.





Hablar de #RenunciaYa hoy en Guatemala puede ser también una invitación a renunciar o decostruir esa imaginario histórico de un sistema que nos ha hecho olvidar a los de abajo y aspirar a caminar con los de arriba.





22 abr. 2015

Nuevo desalojo urbano promovido por Empresa Eléctrica -EE-

 

La semana pasada en medio de la indignación urbana destapada por el llamado caso de la SAT y la renovación de la CICIG un nuevo intento de desalojo se detuvo luego que los pobladores accedieran a abandonar las tierras en un plazo de tres días. 
 
Pobladores  del asentamiento "Plan de Dios" ubicado en El Amparo II, zona 7, intentaron ser desalojados por la Empresa Eléctrica que busca hacer de las tierras un parqueo para camiones de la empresa.
 


Para el desalojo planificado la empresa se hizo acompañar de cientos de Policías anti disturbios que abarrotaron las estrechas calles de la zona empobrecida y en donde miles de pobladores que se han visto en la necesidad de ocupar tierras para poder sobre llevar los altos costo del alquiler o vivienda migran a la ciudad capital de Guatemala por falta de oportunidades en el agro del país.
 

Hace 8 años los pobladores iniciaron la ocupación de los terrenos baldíos propiedad del estado, en algunas de las propiedades para desalojar, existen viviendas construidas por el Fondo Guatemalteco Para la Vivienda -FOGUAVI-
"...El FOGUAVI no construye vivienda si el interesado  no demuestra que las tierras son de él... hoy vemos como la Empresa Eléctrica, que por años mantuvo esto abandonado, intenta recuperar estas tierras  cuando fueron ellos los que hace tres años nos vendieron "La Luz", el posteado y todo...en donde quedan nuestros papeles que hace constar que nosotros pagamos todo esto..." 






 Para evitar enfrentamiento la mayoría de pobladores accedió a abandonar las tierras sin embargo algunos terrenos en donde se han edificado construcciones los pobladores indicaron continuaran su lucha, pues su papelería demuestra que se abrió la posibilidad a creer que iban a lograr la escrituración de las tierras hoy reclamadas por la Empresa Eléctrica.



Victoria Ortiz de 84 años lloraba en el desalojo del asentamiento "Plan de Dios", ella llegó, para ayudar a su hijo a trasladar sus pocas pertenencias.



Se les dio como un ultimo plazo para que en tres días los pobladores  desalojen las tierras, por lo que docenas de ellos iniciaran la destrucción de sus improvisadas casas de lamina y madera.

21 abr. 2015

Q'eqch'is organizados en el CCDA exigen solución a conflictividad agraria.



En estos días que a todos, por las redes sociales, les preocupa el desfalco millonario de la derecha popular del partido patriota, sobre la sexta avenida de la zona 1 entre 5ta y 6ta calle, cientos de niños, niñas y adolescentes Q'eqch'is acompañando a sus padres una vez más intentan hacerse escuchar para dar solución a la conflictividad agraria por la que atraviesan. Miembros del Comité Campesino del Altiplano -CCDA- llevan cinco días durmiendo en las calles para exigir soluciones a la problemática de la tenencia de la tierra.


El -CCDA- fue una de las organizaciones que a inicios del actual gobierno habrían marchado desde Cobán, Alta Verapaz para exigirle soluciones a los tres poderes del estado principalmente por  la conflictividad agoraría en las Verapacez sin embargo aseguraron que hasta la fecha el gobierno demostró total desinteres por que las cerca de 450 familias que hoy se han instalado a las afueras de la sexta avenida puedan desarrollarse dignamente  



El CCDA propuso al gobierno que las fincas decomisadas al narcotráfico mediante la ley de exención de dominio puedan pasar a formar parte de un Banco Agrario. 


 


 
 
"...Esta acción se lleva acabo luego de meses de planificación y ante la criminalización  de los diferentes lideres y liderezas comunitarios y por negligencia del organismo ejecutivo que no ha tenido la capacidad de resolver los conflicto que el -CCDA- acompaña a nivel nacional..."





Las más de 400 familias instaladas en la sexta avenida aseguraron estar dispuestas a permanecer allí hasta que no se les de una solución real pues de regresas a sus comunidades los cientos de niños de las comunidades no tiene ningún tipo de futuro. Para mañana se espera una movilización que espera sumar esfuerzos a la demanda agraria.