20 sept. 2012

Angelitas meonas y otras más. Por Manolo Gallardo


"Manolo nació en la capital de Guatemala el lO de junio de l936 bajo el signo de Géminis, lo cual, para quienes creemos en la influencia de los astros explica dualidades y contradicciones de su carácter, así como la determinación de defender enconadamente sus opiniones y sus obras y la simultaneidad de aceptar y  rechazar el medio donde vive"

 Mario Monteforte Toledo.



"Delicadamente realista es la obra de Gallardo, pero su realismo, como una carta escrita con muy propios y personales rasgos caligráficos, lleva un mensaje tal, que el realismo se transforma en filosofía de honda y trascendental repercusión. Gallardo plasma su ambiente, plasma lo que le rodea con acertada palabra: lo mismo los ángeles que las prostitutas; lo mismo el alto prelado que el sacrificado y descarnado guerrillero; lo mismo el esplendente palacio, que la poética y rutilante ruina... Deja en muchas de sus obras un mensaje documental, valioso estética e historicamente, para que en el futuro se sepa y conozca cómo era él, cómo era ella, y cómo el creador, testigo plástico, lo lega al futuro."

Rodolfo Galeotti Torres
Escultor.
Guatemala, 1983







BESO DE DESPEDIDA
Su piel estaba aún tibia cuando mi dedo recorrió una pequeña parte de su mejílla.
Mi dedo rígido y tembloroso se posó con cariño y respeto sobre su faz
y se hundió suavemente en su ya inerte piel.
A los treinta años, hice hoy, lo mismo que cuando tuve tres
solo que entonces era su cara joven y fresca como un clavel.
Hoy mi dedo se hundió otra vez en su mejilla
pero fue en su ya sin vida faz, como un beso de despedida,
como aquel que le di algún día
cuando solamente tenía tres.


Manolo Gallardo
1967


¿Qué es todo artista sino un rebelde inveterado? Un subvertidor del orden establecido.
El erudito es el repetidor, el escarbador. El artista, el creador, en cambio, es el transformador, el revolucionario y el inconforme.
La naturaleza prescribe que los gestos sean fugaces, que el hombre envejezca. Elrebelde dice no. Y fija en un lienzo un gesto, perenniza una juventud, detiene –como Josué- el sol, impide que la flor se agoste. Impone su propio orden. El poeta, como ejemplificó Pedro Mir, crea los labios de coral en rebeldía contra la naturaleza y hace florecer, siguiendo la consigna de Huidobro, la rosa en el poema.
La familia de los pintores ha mantenido una rebeldía permanente frente a lo establecido, ha enseñado al hombre a soñar con los ojos abiertos. Frente a su deslumbramiento ha creado formas, colores y ordenamientos inéditos. Ha ampliado constantemente los horizontes de la imaginación humana.


Manolo Gallardo es, me atrevo a firmar, un pintor neosurrealista. Hallo en su obra reciente una constante alusión a sus recuerdos, a sus sueños, a sus temores, a toda esa zona de su personalidad íntima que solo Freud podría tocar con manos limpias.
Y bien, yo acepto la invitación de Manolo Gallardo. Y, más acá de las eternamente escépticas y estériles conclusiones de los neo-académicos áridos –el academicismo es más una actitud personal que una calidad cultural- le entrego con estas líneas mi saludo cordial y optimista para un gran pintor.



Manuel José Arce y Valladares.
Guatemala, 1972




Como respuesta definitiva a las disecciones y clasificaciones de que es objeto, el pintor Manolo Gallardo dice con tranquila convicción: "Mis tesoros son los estudios, las meditaciones, las experiencias, los recuerdos, los sueños, los temores, las penas, las angustias, las pasiones y las cosechas de una vida bien vivida". Todos mis temas y mis imágenes no son más que pretextos para pintar; formas que le doy a mis inquietudes y mi filosofía sobre la vida y la muerte. No me arrepiento de haber seguido con tanta perseverancia la misma visión realista que orientó mi obra desde el principio".

 Mario Monteforte Toledo.

fuente:

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar