8 sept. 2012

Masacre de Nueva Linda, Caso Abierto, Memoria viva.

El pasado fin de semana se recordó la Masacre de Nueva Linda que hace ocho años durante el gobierno de Oscar Berger costara la vida de ocho campesinos.
 


El 5 de septiembre del 2003, el lider del sindicato “Maya sin Tierra” Héctor René Reyes es secuestrado por ordenes del español Carlos Vidal Fernández quién dias antes habia sido denunciado por el señor Reyes por sus actividades ilicitas y venta irregular de ganado en la finca Nueva Linda.

Un día mas tarde, el 6 de septiembre, es interpuesta la denuncia en contra del finquero por su claro vínculo en el secuestro de Héctor Reyes. La inoperancia de las autoridades hacen que la familia de Reyes y un grupo de campesinos cansados del maltrato de los finqueros bloqueen la importante carretera de El Zarco, en Santa Cruz Muluá, Retalhuleu el 13 de octubre de 2003, para exigir que se giren las ordenes de captura por la desaparición del líder Héctor Reyes

Las autoridades prometen actuar pero la impunidad continúa, por lo que se decide tomar la finca como un acto de presión para la captura de los finqueros españoles involucrados.

El dos de abril de 2004 y como un acto de intimidación, tratan de secuestrar y desaparecer al hijos de Héctor Reyes, por lo que los campesinos desarman a Anastasio Fernández, padre de Virgilio Casado, acusado del secuestro de Héctor Reyes y lo entregan a la policía, a pesar de que el mismo había amenazado con asesinarlos.

En respuesta a la entrega del Sr. Fernandez el 22 de abril la dirigente Eufemia López Morán destacada dirigente conocida por su lucha contra el abuso de los finqueros de la Costa Sur, es sacada de su casa tras recibir una llamada supuestamente para atender a su madre que se encontraba enferma. Por la fuerza es subida en un pick up y su cadáver es encontrado en la finca Montelimar de Rethauleu con señales crueles de tortura y dos impactos de bala.


Pocos días antes de cumplirse un año del secuestro de Reyes, el 31 de Agosto de 2004, las autoridades se hacen presentes a la finca Nueva Linda, no para dar respuesta a los actos violentos contra los jornaleros, si no todo lo contrario, para desalojarlos. A las 6:30 de la mañana los antimotines utilizando una retroexcavadora rompen el cerco de los potreros, mientras la policía obligaba a salir a los campesinos. Al desalojo no se presentó el juez de paz, si no es el Gobernador Departamental el Veterinario Carlos Quintanilla Saravia quien dirige el desalojo y asegura que es “en nombre del Presidente de la República Oscar Berger Perdomo”. A las 8:50 la policía inicia el desalojo en contra de las 600 familias, utilizando para ello gases lacrimógenos y fusiles de asalto, los agentes avanzan a un paso lento, a pesar de la resistencia de los campesinos quienes con hondas, palos, machetes y bombas pirotécnicas detienen el avance. La resistencia es tal, que se llama al ejército quien logra avanzar y a su paso queman viviendas, ropa y alimentos, mientras golpean y agraden a los capturados.

A las 11:50 se encuentran los primeros cadáveres, sin ropa, con señales de tortura y el tiro de gracia. Los cadáveres son levantados por la policía y son trasladados junto a los capturados en la palangana de las autopatrullas de la Policia Nacional “Civil”. El propio Ministro de Gobernación, Carlos Vielmann y el Director de la Policía, Edwin Sperissen (ambos acusados de ejecuciones extrajudiciales y violentos desalojos a nivel nacional durante la administración de Berger), se hacen presentes al lugar y se acusa a los campesinos de estar vinculados al crimen organizado, Rigoberta Menchú embajadora de la paz del gobierno también apoya las acusaciones del gobierno.
 
Varios dirigentes que se mantuvieron escondidos “en el monte” por varios meses impulsaron junto a la familia Reyes que el 28 de octubre se reorganice el grupo y por segunda vez toman la finca para seguir su lucha.

El 21 de noviembre la guardia privada del finquero desaloja una vez más a los campesinos de la Finca Nueva Linda, con el objeto evitar mas represión los campesinos deciden asentarse a las orillas de la carretera en champas improvisadas de naylon, en donde permanecieron hasta diciembre de 2011.

El 23 de enero del 2005, a las 11 de la mañana los campesinos Jorge Armando López Pelicó, Arnoldo Poma y Enrique Tux Sánchez son secuestrados por los miembros de seguridad de Virgilio Casado pero la rápida respuesta de la organización campesina da como resultado el aparecimiento de los tres compañeros secuestrados.

Los actos de intimidación y hostigamiento son frecuentes, tales como el envenenamiento del agua, disparos con arma de fuego, personas heridas de bala atacados por la seguridad de los finqueros, disparos en contra de las champas ubicadas frente a la finca, intento de secuestro de los nietos e hijos de Héctor Reyes, son tan solo algunos de los hechos que la impunidad sigue permitiendo en la costa sur.

Muchos de los campesinos y campesinas que se han sumado a esta lucha por la justicia y sin conocer en vida al dirigente Héctor Reyes, obedece al descontento e indignación que años de abuso y despojo ha provocado el poder de los finqueros que tanto nacionales como extranjeros violentan los mas elementales derechos de los campesinos de la costa Sur.

El listado de los campesinos caídos de distintas comunidades el día del desalojo dan fe de la solidaridad y lucha que desde abajo, que como la compañera Eufemia Lopez perdió la vida a manos de los grupos paramilitares y de finqueros de la costa sur.
 

Hoy la expansión del cultivo de palma africana y caña de azúcar en la costa sur ha obligado a migrar a los campesinos quienes junto a la familia de Reyes se organizaron en la Asociación Pro Justicia Nueva Linda, misma que durante el gobierno de la UNE obtuvo una finca en la Aldea el Sitio, el Oratorio, Santa Rosa. Allí intentan rehacer su vida.

Hasta el momento ninguna persona ha sido capturada por la desaparición forzada de Héctor Reyes, las evidencias del caso han desaparecido, incluido el carro del finquero español en el cual se secuestró a Reyes, mismo que en las pruebas de luminol dió positivo con la sangre de Reyes.

Los números telefónicos usados para realizar la llamada a Eufemia López en la cual fue llevada con engaños a un lugar en donde fue torturada y posteriormente asesinada nunca fueron investigados.

Maria Eugenia Angulo, fiscal del Ministerio Público de Retalhuleu quien estuvo presente el día del desalojo, según consta en un medio de comunicación escrito, fue posteriormente designada como fiscal al caso de la desaparición forzada de Héctor Reyes, la misma sigue negando en reiteradas ocasiones haber estado presente el día del desalojo pese a que los medios comprueba lo contrario, el caso de la desaparición de Reyes sigue sin investigar.

El Gobernador departamental de Retalhuleu Carlos Quintanillla Saravia quien se presento al desalojo en nombre del propio presidente fue compañero de estudios y trabajador del Ministro de Gobernación Carlos Vielman, él mismo era veterinario de las fincas de Vielman, también fue miembro de la Asociación de Ganaderos de la Costa Sur, asociación que previo a la masacre en Nueva Linda exigió en campo pagado el desalojo y respeto a la propiedad privada.

El español Carlos Vidal (Padre), acusado por la desaparición y posterior asesinato de Héctor Reyes, Murió cuando su helicóptero se estrelló. Hoy la finca Nueva Linda ha sido reconvertida al monocultivo de la caña de azúcar y es propiedad de Carlos Vidal (Hijo) quien promoviera y estuvo presente durante el desalojo del 31 de agosto de 2004.


El encargado de la seguridad privada y hombre de confianza del terrateniente español es Victor Jesús Chinchilla Morales quien es culpable de secuestrar a Héctor Reyes y su posterior desaparición, hasta la fecha sigue libre y al servicio de los finqueros. Su padre Anastacio Fernández, quien en reiteradas ocasiones amenazó a los campesinos y fue desarmado y entregado a la policía, salió libre, sigue impunemente portando armas sin permiso e intimidando a los habitantes de las comunidades..

Uno de los líderes afirma: En la costa vale mas la propiedad que la vida misma, para los finqueros no valemos un centavo, por eso luchamos, Para acabar con eso. Por eso nos organizamos junto a la familia Reyes.
Docena de niños y niñas observan un video que relata el caso de Nueva Linda.


Lista de Masacrados en Nueva Linda

1 comentario:

  1. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito una investigacion hindú de las regiones de Guatemala que me creyeron prevaricador (payaso macabro que zarandea angustiosamente a la gente) y de las regiones de Guatemala que me creyeron un hostigador sexual pretencioso porque mis delatores surrealistas del vórtice virtual me resarcieron con un linchamiento sexual popular pero por mi parafilia voyeurista no alcanzaron perpetrarme cuando me creían prevaricador con mi secuela de calumniarme de hostigador sexual en otras regiones por mi obsesion culminante de las primeras regiones que me resarcieron de prevaricador. El linchamiento sexual popular es una necrofilia consistente en ventosearme al semblante con bates de base ball para perpetrarme pero lamentablemente es masturbatorio para las adversarias.
    Las regiones de mi país Guatemala de la América Central que me creyeron prevaricador son:

    Valle Dorado zona 8 del municipio de Mixco del departamento de Guatemala, Jocotenanago de Antigua Guatemala del departamento de Sacatepéquez, Colonia Justo Rufino Barrios de la zona 21 de la ciudad capital de Guatemala, municipio de Amatitlán del departamento de Guatemala y San Lucas Sacatepéquez del departamento de Sacatepéquez.

    Las regiones de mi país Guatemala de la América Central que me creyeron hostigador sexual son:

    colonia Centroamérica y colonia Tikal 2, ambas de la zona 7 de la ciudad capital de Guatemala.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar