18 may. 2015

Foto reporte #16M. Parte I.


Bajo la lluvia miles de guatemaltecos y guatemaltecas nos dimos encuentro en una de las movilizaciones quizás más importante de la vida en Paz de Guatemala, en lo que algunos han llamado un movimiento amorfo y sin cabeza miles de personas llenas de alegría y esperanza llegamos desde diferentes puntos a soñar que un país distinto es posible


Algunos de los discursos que se limitan a pedir el fin de la corrupción y que coinciden en gran medida con las clases acomodadas y conservadoras  no pudieron detener la avalancha del grito que exige la renuncia del mandatario Otto Pérez Molina. 


Dentro de las demandas destacadas también se encuentra la de detener las elecciones y poder reformar la ley de Partidos Políticos que en el país han sido incapaces de volver sus ojos a las necesidades más sentidas de la población que este #16M salio al unisono para exigir reformas profundas al estado.


 

las torrenciales lluvias no lograron a desmovilizar a las miles de personas que se hicieron acompañar de sus familias, pareciera que la madre tierra había decidido regar  las miles de semillas de la nueva primavera y de una Guatemala diferente.




El señalamiento contra todo el gabinete de un proyecto, auto denominado como el de "la derecha popular", que solo a permitido el avance de políticas neoliberales que como en educación impuso la eliminación de la carrera magisterial fue rechazado por la población que por cerca de 20 años de paz ha permanecido en lo urbano al margen de la construcción de una agenda de gobierno y divorciada de la clase política que pareciera ser invitada hoy a renunciar a sus privilegios. 






Para el próximo sábado 23 de mayo se espera que las movilizaciones continúen en medio de un creciente rechazo a las expresiones partidarias en los departamentos. 

Algunos repiten ya el discurso de la clase conservadora y sus medios corporativos de información: "de que sirve pedir la renuncia, si la elección esta en las manos del congreso" pero en un país donde el descrédito a los gobernantes ha sido el denominador finalizado su mandato,  vale la pena soñar que Guatemala esta tomando el ejemplo del sur y recuperando su memoria de rebelarse pacíficamente y tumbar gobiernos antidemocráticos, corruptos e incapaces de aplicar medidas sociales para revertir años de una agenda neoliberal que profundiza la pobreza y marginación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario