11 ago. 2012

Estudiantes Normalistas entregan propuesta para la Formación Docente.

El día de ayer 9 de agosto La Comunidad Normalista en cumplimiento de su deber histórico presento una propuesta de Formación Inicial Docente a la comisión de Educación del Congreso, que responde a un trabajo participativo, enriquecido y actualizado a través del tiempo. 

La propuesta presentada fue consensuada por representantes de padres de familia, estudiantes y docentes de 23 Escuelas e Institutos Normales del país,  Quienes además de plantear su preocupación por la problemática de la educación Normal en el país, contribuyeron a la formulación de propuestas básicas que constituyen el eje central del plan que hoy se formula dadas las características y retos de la realidad nacional e internacional del momento.

La propuesta se sustenta en cinco Principios rectores:

1.Un nuevo paradigma educativo. que propone transformaciones de visión, enfoque, vivencia y prácticas, en donde la formación docente, demanda cambios relacionados con el tipo de docente que se quiere formar y el proceso de enseñanza-aprendizaje se fundamenta en tres principios: aprender a aprender, aprender a enseñar y enseñar a aprender.

2. Formación integral humanista. La formación docente es un proceso formativo integral, que pretende el desarrollo de los estudiantes en su dimensión personal y grupal, poniendo especial atención en la formación de actitudes y sentimientos, así como en el desarrollo de habilidades y capacidades técnicas, metodológicas que le permitan un óptimo nivel
de desempeño.

Se persigue superar la concepción instrumental y paradigmática en el proceso de formación de formadores para alcanzar un enfoque en el que se forma profesionales en sí mismos, como punto de partida para el fortalecimiento de su función social mediante la educación. Implica el énfasis en el desarrollo de las potencialidades de cada persona involucrada en el proceso educativo, a efecto de superar la tradicional visión que exige del maestro “saber enseñar”, sin tener en cuenta el fortalecimiento de su compromiso ético y moral, la sensibilidad y capacidad humana para tener en cuenta la pertinencia cultural, el valor de la comprensión de su realidad sociocultural e histórica, así como el proyecto de una nación solidaria e incluyente, tal como lo propugnan los Acuerdos de Paz y las leyes educativas del país.

La Comunidad Normalista asume el reto de que los docentes seanconsiderados como profesionales que se esfuerzan por lograr la excelencia, por una educación de calidad, por distinguirse como ciudadanos responsables y comprometidos con su país, con los niños, niñas y jóvenes. En resumen, como docentes, sujetos sociales que tienen una digna y elevada función a favor del desarrollo de Guatemala. 

Un enfoque como este se encuentra vinculado a la propuesta internacional de la UNESCO, pues representa una concreción de lo que dicho organismo denomina los cuatro pilares de la educación que son: aprender a hacer, aprender a ser, aprender a aprender y aprender a convivir.


3. Formación socio política. Es una concepción formativa que atiende el desarrollo ciudadano de los futuros docentes, asumiéndolos como sujetos y actores de un proceso de transformación social que tiene como sustento la solidaridad, la equidad, la justicia y los más elevados valores humanos.

La formación de docentes de educación pre-primaria, primaria y media, se desarrolla en las condiciones, contextos y situaciones concretas y afronta diversos tipos de desafíos que plantea el mundo actual. En consecuencia, asume que la formación integral no es ajena a las demandas de la sociedad en búsqueda de su desarrollo pleno, humano, democrático y participativo. Este desarrollo pleno incluye el desarrollo del pensamiento crítico, del espíritu científico y tecnológico en función del desarrollo productivo que el país demanda, sin necesidad de formularlo de manera instrumentalizada y sectaria.


4. Formación interdisciplinaria. La propuesta curricular, planteada en el Plan de Formación Docente, tiene en cuenta la interacción dinámica de habilitación, formación, profesionalización y tecnificación que el docente debe atender. Esto implica, el acceso a fundamentos filosóficos y psicopedagógicos generales que permitan una mayor comprensión de la profesión y del entorno de los educandos y sus familias, de su comunidad y del país, con actitudes y valores coherentes con dicho nivel de comprensión.

Es preciso que esos fundamentos puedan reflejarse en la actitud y la práctica del docente, en su compromiso con la vida y en la necesidad de construcción de una Guatemala incluyente. Para tal efecto son elementos básicos de la formación docente la democracia participativa y la cultura de paz.
 

La formación de docentes implica las cuatro internacionalidades relacionadas entre sí, como exigencia fundamental, para poder alcanzar alta calidad humana, profesional y técnica en el desempeño de la profesión docente, de manera que la búsqueda y acumulación informativa, como la adquisición de habilidades, sean medios y no fines en sí mismos.

5. La concepción pluriintencional en la formación de las y los docentes.
La propuesta curricular orientada a la formación docente, por la naturaleza social y profesional que implica, tiene en cuenta la interacción de habilitación, formación, profesionalización y tecnificación que el docente debe atender. Esto implica, el acceso a fundamentos filosóficos y psicopedagógicos generales que permiten una mayor comprensión de la profesión y del entorno, de la comunidad educativa, del país, con actitudes y valores coherentes a dicho nivel de comprensión.


Es necesario que esos fundamentos se reflejen en la actitud y la práctica del docente, en su compromiso con la vida y en la necesidad de construcción de una Guatemala incluyente. Para esto, la formación para una democracia participativa y la cultura de paz son elementos esenciales de la formación docente. 

La formación del docente implica las cuatro intencionalidades relacionadas entre sí, como fundamental exigencia para poder alcanzar alta calidad humana, profesional y técnica en el desempeño de la profesión docente, de manera que la búsqueda y acumulación informativa, como la adquisición de habilidades son medios y no fines en sí mismos.


la propuesta mantiene vigente la carrera de Magisterio en el nivel medio, en 3 años fortaleciendo y actualizando las áreas y sub-áreas del pensum según modalidad y fortalezas de cada región de la República de Guatemala. Es necesario cambiar y modificar las áreas para mejorar la formación del estudiante de magisterio.



Por lo que las condiciones para la formación de los docentes que se forman en las Escuelas e Institutos Normales deben mejorar e incluir los siguientes elementos:
1. La infraestructura adecuada.
2. Los recursos didácticos necesarios.
3. El tiempo de aprendizaje que necesitan los estudiantes.
4. El pensum de aprendizaje.
5. Las teorías psicopedagógicas.
6. El conocimiento, reconocimiento y comprensión de la realidad.
7. La profesionalización para los docentes normalistas en servicio,
seleccionándolos de acuerdo a la especialidad en las diferentes áreas y
sub-áreas.

El enfoque del modelo educativo de las Escuelas e Institutos Normales tiene la finalidad hacia la formación integral y holística del estudiante por lo que se
considerará: 1.Enfoque social-constructivista. 2. Enfoque humanista. 3. Enfoque crítico. y 4. Enfoque cosmogónico.

notas relacionadas:
50 días de lucha Estudiantil
Ministro de Gobernación irrumpe Violentamente y arremete contra Estudiantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario