30 ago. 2012

Pastoral de Ixcan, Quiche, Hace llamado al dialogo para buscar alternativas al desarrollo integral.

COMUNICADO DE LA REGION PASTORAL DE IXCAN, QUICHE.
“Yo he venido para que ustedes tengan vida y la tengan en abundancia” 
(Jn 10, 10).

Como Equipo Regional, los Párrocos, religiosos y religiosas, Consejeros/Consejeras, y comunidades de la Región Ixcán, Quiche, estamos muy agradecidos por la entrega pastoral que la Iglesia Católica, a través de los Padres Misioneros del Sagrado Corazón, sacerdotes, catequistas, misioneras y misioneros, y con especial gratitud al padre Guillermo Woods, de la congregación Maryknoll (1965) que apoyaron oportunamente en la compra de tierra a favor de los socios de la Cooperativa Ixcán Grande, la colonización y el desarrollo equilibrado y sostenible de sus tierras. Sin embargo, hoy vemos, con mucha preocupación la realidad Ixcaneca, ya que empieza a ser tomada en cuenta solo por las riquezas naturales que posee y que interesan a los sectores económicamente poderosos de este país; los cuales aliados y con el apoyo de compañías transnacionales están dispuestos a explotar estas riquezas, llevando a cabo un plan de infraestructura que favorezca su explotación, sin respetar la propiedad privada de las familias y comunidad, ni los resultados de las Consultas Comunitarias de buen fe. Se sabe que el Ministerio de Energía y Minas MEM ha lanzado 7 áreas de licitación petrolera, entre las cuales figura el área de Xalbal, con 171,720.26 hectáreas; y se espera la adjudicación respectiva en diciembre o enero de 2013.
(Publicado en El Periódico 14 de agosto de 2012).

Denunciamos que en Ixcán se está dando un proceso adverso en nombre del desarrollo, sin que se perciba un proceso de diálogo, de propuestas y contra propuestas, a los planes en el Ixcán. No hay reuniones con la Coordinación de Organizaciones Sociales Comunitarias de seguimiento a la Consulta Comunitaria, con sede en Ixcán, con los COCODES, el COMUDE, el Consejo de los Pueblo Mayas de Occidente y toda forma de organización propia y representativa de las comunidades; por lo que el futuro se ve muy preocupante, más aún cuando las comunidades ya expresaron su postura en la Consulta Comunitaria de Buena Fe, realizada 20 de abril del 2007, dando un NO rotundo a los Mega Proyectos, que se imponen, tal como el caso de la exploración petrolera de Rubelsanto, que desde 1979 conduce el petróleo crudo de Ixcán hasta Puerto Barrios, Izabal sin que las comunidades de la zona vean el resultado directo.
 
1. Ixcán y la realidad local y nacional.
El pasado 16 de julio la Asociación de Derechos Humanos de Ixcan (ADDHAI), de 4to. Pueblo, Ixcán, hizo una denuncia pública titulada: “Denunciamos la falta de respeto e intimidación por parte de miembros del ejército a la Comunidad La Unión Cuarto Pueblo, municipio de Ixcán, departamento de El Quiché”, particularmente porque respaldaron su presencia con el fin de realizar un diagnóstico de necesidades, lo cual le compete a otras instituciones del Gobierno. El conflicto armado interno, dejo allí mismo, más de 400 personas asesinadas y quemadas en 2 días, lo que aún se recuerda con dolor, (13 y 14 de marzo 1982), sobre todo, porque no se dio resarcimiento a todos los familiares de las víctimas, ni se pidió perdón a la población. Se tiene como marco de referencia muy orientador, la Carta Pastoral de la Diócesis de Huehuetenango, del pasado 11 de mayo del 2012, titulada: “Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el Reino de los Cielos” (Mt 5, 9-10), con fecha 11 de mayo del 2012. Y en la misma se nos recuerda que: “El Estado de Guatemala es multicultural, multilingüe y multiétnico, el reto para todo gobierno es construir la unidad en la diversidad, situación que exige un proyecto de nación, proyecto que se quiere tener pero que no existe aunque se encuentra prefigurado en los acuerdos de paz.

La crisis nacional que vivimos se da porque hay proyectos particulares que se impulsan y se quieren concretar sin tomar en cuenta el bien común”. La construcción del parque municipal y la cimentación de las calles en el casco urbano, con un presupuesto millonario, dejando sin atender la construcción del Hospital, y que al momento solo un pequeño Centro de Salud está al servicio de una población que supera los cien mil habitantes (100,000). Estos hechos se dan justo ante el anuncio de licitación pública de construcción de la Hidroeléctrica Xalala y la licitación de 7 áreas petroleras, coincidiendo la zona con presencia militar, lo que genera un ambiente de incertidumbre y de reacciones negativas que puede desencadenar en violencia; más aún, considerando el clima de inseguridad generalizado en el país y la criminalización de las justas demandas organizadas de los pueblos y comunidades que defienden sus legítimos derechos y ven con angustia la poca capacidad de los órganos del Estado encargados de la aplicación de la justicia.
 
2. Queremos cumplir en la tarea de la iglesia, como nos lo recordara el Santo Padre Benedicto XVI: “En América Latina y el Caribe, igual que en otras regiones, se ha evolucionado hacia la democracia, aunque haya motivos de preocupación ante formas de gobierno autoritarias o sujetas a ciertas ideologías que se creían superadas, y que no corresponden con la visión cristiana del hombre y de la sociedad, como nos enseña la Doctrina social de la Iglesia. Por otra parte, la economía liberal de algunos países latinoamericanos ha de tener presente la equidad, pues siguen aumentando los sectores sociales que se ven probados cada vez más por una enorme pobreza o incluso expoliados de los propios bienes naturales". (Sesión inaugural de la V Conferencia del Celam. Aparecida 2007). 

3. Los Acuerdos de Paz por parte del Estado, siguen sin asumirse, inclusive las recomendaciones de la Comisión de Esclarecimiento Histórico CEH en relación a la reparación de los impactos del conflicto armado interno y que el contenido del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otros instrumentos internacionales sobre los derechos de los pueblos Indígenas y su territorio no están siendo asumidos integralmente, aún más, la falta de respeto a la Consulta Comunitaria de buena fe, realizada en los municipios solo genera desconfianza a la institucionalidad del Estado.

Por ello, para avanzar en la búsqueda de una “sociedad distinta” o sea sin engaños o falsas promesas de desarrollo, pedimos a las autoridades gubernamentales lo siguiente: 

 Que el Estado de Guatemala respete las formas de organización comunitaria y los sistemas de consulta y toma de decisiones, evitando imponer proyectos, planes y programas sin el consentimiento previo, libre e informado de las mayorías de habitantes para evitar conflictos y violencia.

 A las comunidades en general, sobre todo a los líderes y lideresas tener el máximo cuidado de evitar y no caer en la provocación de violencia, y a mantener la unidad y la organización a favor de la vida y la paz, ya que por cada acción violenta se debilita a la comunidad y se criminaliza la lucha legítima de los pueblos. 

 Conociendo la realidad de nuestros pueblos, demandamos a las autoridades de Gobierno a que se invierta en una mejor presencia del Estado en los servicios de Educación, Diversificado y Universitario, Salud, de Escuela Agrícola, y estaciones de la Policía Nacional.

Por lo tanto, para una búsqueda de desarrollo integral de nuestra región, consideramos que se resuelvan los siguientes y urgentes problemas:

a) Que se inicie un proceso de diálogo con las comunidades afectadas, el COMUDE y con participación de Organizaciones Sociales de seguimiento a la Consulta Comunitaria de Buena Fe en Ixcán, a fin de tener mejor claridad en torno a las intenciones del Proyecto de Exploración directa en Xalbal, Ixcan. 

b) Que se busquen alternativas de desarrollo integral basadas en el respeto de los Derechos de los Pueblos Indígenas a la tierra y su Territorio (Convenio 169) y las Recomendaciones de la Comisión del Esclarecimiento Histórico CEH, en relación a las reparaciones del impacto del conflicto armado.

c) Que el Ejército cumpla el mandato constitucional, asegurando su presencia directamente en zonas fronterizas y lugares de alto riesgo.

d) Urgente intervención de los organismos nacionales e internacionales que velan por los Derechos Humanos y la paz, para conformar una mesa de análisis y mediación ante una posible generación de violencia en las comunidades por la defensa de sus tierras, territorios y recursos naturales.

Que Cristo nuestro Señor nos guíe, nos guarde y nos ilumine por los caminos de la paz:

Parroquia Cristo Redentor, Parroquia San José Ixcán
Parroquia Candelaria De Los Mártires Y Pastoral Social de Ixcán.
Playa Grande Ixcán, Agosto 27, 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada