29 may. 2012

A dos Años del Hundimiento de la zona 2: Vecinos recuerdan a Víctimas

El 29 de mayo se cumplieron dos años del Hundimiento sucedido en la 11 avenida “A” y 6ª. Calle zona 2, Colonia Ciudad Nueva. Para ello vecinos organizacos en El Colectivo de Colectivos Integrado por vecinas y vecinos de las colonias La Parroquia, San Antonio zona 6; Ciudad Nueva, zona 2; Oralia, zona 3 y la Asociación Coordinadora de Organizaciones –ACORGUATE-, organizaron una misa en memoria de  Edwin Roberto Velásquez Salazar y Rigoberto Choc Caal  y  de Domingo, Irma y David Zoyos, seguidamente los vecinos realizaron una marcha para  dejar una ofrenda floral en el lugar y a develar un mural conmemorativo.

El 29 de mayo del año 2010, la tormenta Agatha causó graves daños en el país, alcanzando los más altos niveles de lluvia de los últimos cincuenta años. Eran aproximadamente las siete de la noche cuando inesperadamente una casa ubicada en la 11 avenida A y 6ª. Calle de la Colonia Ciudad Nueva, zona 2 se desplomó y parte de la calle desapareció dejando un agujero de 25 metros de diámetro y 40 de profundidad.
Ocurría un nuevo caso de hundimiento en la ciudad de Guatemala. 3 años antes, en febrero del año 2007, un colapso en la estructura profunda del colector Poniente a la altura del Barrio San Antonio había provocado el primer hundimiento que había dejado atemorizados a los habitantes de la ciudad capital, una humilde vivienda fue literalmente tragada por la tierra junto a tres de sus ocupantes: el padre y dos hijos de la Familia Soyoz Noj, sus cuerpos aparecieron después en las orillas del Río Las Vacas, en el lugar donde descarga sus aguas el Colector Poniente.
En esa oportunidad las investigaciones no dejaron lugar a duda de la causa de este suceso, lo que vecinas y vecinos habían presentido, y alertado, retumbos en el subsuelo que anunciaron una tragedia, ante esta realidad el gobierno central, CONRED y las autoridades municipales actuaron tardíamente, con negligencia y negaron rotundamente su responsabilidad.
El colector Poniente: es una obra de drenaje municipal de grandes dimensiones que cruza la ciudad hacia el norte, a partir del Cementerio General y recorre la Avenida Elena, anillo periférico y toda la 6ª calle de las zonas 2 y 6 hasta llegar a desfogar en el Río las Vacas. Su construcción se concluyó a mediados de los años ochenta, sin embargo, el descuido, la falta de mantenimiento, el aumento de vertidos por el crecimiento urbano, y una posible obstrucción a los reguladores de caudal; habría provocado serios daños en su estructura lo cual dio como resultado el colapso en uno de los pozos de visita, lo que produjo un agujero de aproximadamente 40 metros de diámetro y 65 de profundidad.
En el hundimiento de 2010 en Ciudad Nueva, a pesar de que el Consejo Científico de CONRED, había emitido recomendaciones para que se efectuara la revisión del colector para que no se repitiera otro hundimiento, estas no se cumplieron, dando como resultado que dos jóvenes que se encontraban en la calle a la hora del siniestro desaparecieron, se trataba de los vecinos: Edwin Roberto Velásquez y Rigoberto Choc Caal; el cuerpo del primero fue localizado días después en el mismo punto que se ubico tres años antes los integrantes de la familia Soyoz Noj.
El cuerpo de Rigoberto Choc, nunca fue buscado ni hallado, a pesar de las denuncias de los vecinos de que se encontraba en el fondo del agujero, el hermano de la víctima, testigo presencial del desplome de la estructura, no salía de su asombro, al ver que Rigoberto desapareció sin dejar rastro en un agujero circular de 23 metros de diámetro y 48 de profundidad.
"...Lo más indignante para todos los que nos hemos solidarizado con él, fue sufrir en carne propia la indiferencia y mentiras de las autoridades municipales, CONRED y Ministerio Público, para obstaculizar la búsqueda del cuerpo de su hermano y constatar que la irresponsabilidad y la negligencia se escudan en la impunidad...."
Esta fue la motivación que llevó a un grupo de vecinos de la zona 6 a contactar con los vecinos que habitan sobre la ruta de este colector y constituir una organización de vecinos que preocupados por esta situación para buscar la verdad y respuestas para garantizar la seguridad para los cientos de familias que hasta el día de hoy están en riesgo, ante la falta de acción del gobierno central, CONRED y la municipalidad de Guatemala.
Surge así el Colectivo de Colectivos, que desde entonces ha investigado e iniciado procesos para encontrar la verdad sobre las causas de los hundimientos y deducir responsabilidades a quienes por acción u omisión permitieron que sucedieran estas dos tragedias. 
"...Este 29 de mayo, recordamos y no olvidamos el riesgo en el que siguen viviendo cientos de familias que aún no saben del peligro latente que existe en el subsuelo, por una estructura que está dañada y puede causar otra tragedia sin que se tomen la medidas urgentes y necesarias para salvaguardar la vida y bienes de los vecinos, el compromiso del Colectivo de Colectivos es no olvidar y luchar por el derecho a una ciudad segura y digna para todos..."
Mural realizado por los vecinos en donde quedaba la casa que se hundió hace dos años.

1 comentario:

  1. Interesante Blogspot, los felicito por su labor y búsqueda de transparencia para esclarecer los hechos, quisiera saber si cuentan con información científica que pueda brindar a los vecinos aledaños a este sector información

    Saludos Cordiales

    Pepe Martínez
    Cel. 5504-9045

    ResponderEliminar